Actualidad

Los defectos de fábrica que aterrorizan al mundo de las Mac

Steve Jobs, con su filosofía “no hacemos nada que no sea fantástico” (anything-less-than-great) está muy cerca de quedar en entredicho ante millones de fanáticos de Mac y de miles de “recién llegados” que migran desde el sistema operativo Windows (los llamados switchers).


Los defectos de fábrica abundan en las nuevas Mac y los usuarios corren la voz en Internet, y el impacto es mucho mayor para la compañía que ha hecho de la estética y el diseño su tabla de salvación en tiempos difíciles.

Después de las numerosas quejas de decoloración en el MacBook blanco (las zonas plásticas más expuestas al calor toman un color “tostado”), el RSS (Random Shutdown Syndrome o síndrome de reinicio al azar) que afectó a miles de usuarios, la MacBook Pro cuyo case se curva por el calor del equipo y las varias MacBooks que explotaron y se consumieron en llamas, aparece un nuevo defecto: las llamadas “CrackBooks”, portátiles que han comenzado a resquebrajarse sin explicación. Foros y blogs transmiten las fotografías de los usuarios que sufren de los defectos de producción que aquejan a las nuevas Apple Intel Core Duo.

Resumimos aquí los defectos más comentados de la red.

1. Resquebrajamiento. Es el más reciente de los defectos conocidos. Ocurre en la MacBook blanca. Documentado en los foros de MacNN, parte del case comienza a mostrar protuberancias inexplicables y se resquebraja. La zona donde se unen las piezas de la cubierta plástica comienzan a separarse. Sin solución conocida, no se informado que Apple haya reemplazado equipos con este problema.

2. Decoloración. Ocurre en la MacBook blanca, alrededor del trackpad, de la cámara iSight y en el área de descanso de las muñecas. Ocurre en tonos marrones, naranjas, grises y rosas. No se sabe por qué ocurre. Apple solicita el reenvío del equipo decolorado, pero en algunos casos la decoloración vuelve a ocurrir en las parte reemplazadas. Algunos usuarios afectados dicen que se ha reducido la decoloración usando removedor de esmalte para las uñas (pero no el de acetona). Está documentado en el Wiki de AppleDefects.

3. MagSafe… no tan “safe”. El MagSafe se inventó para proteger la MacBook y MacBook Pro, pero para algunos consumidores hubiera sido mejor no tenerlo. Es un cable de corriente sostenido por medio de imanes, que promete que si alguien tropieza con el cable, la portátil en cuestión no se vendrá abajo pues el imán se separará del equipo. Sin embargo, hay varios casos documentados de adaptadores MagSafe que se recalientan y queman parte del MacBook.

4. ¡Explosión! Ocurre en MacBooks con baterías provistas por Sony. Microscópicos pedacitos de metal hacen contacto dentro de la batería y producen un cortocircuito que puede terminar con una computadora en llamas. También ocurre en algunas Dell, y podría suceder en equipos Vaio. Sony se disculpó y ha solicitado la devolución de todas las baterías de ciertos números de serie para su reemplazo. Sony Latinoamérica aún no sabe qué equipos podrían necesitar baterias de reemplazo: mientras tanto, es mejor no dejar el equipo conectado a la corriente eléctrica si va a estar desatendido; muchas de las baterías Sony instaladas en Dells, Vaios y Macs son una bomba de tiempo.

5. Curvamiento del case. Ocurre en las MacBook Pro. Un usuario de Mac ha colgado en flickr fotografías de la imperfección de varios milímetros que impide que la parte superior del portátil se ajuste de manera correcta en ambos lados del equipo.

6. Descascaramiento de la pintura. Ocurre en las MacBook Pro de acabado aluminio. Ha ocurrido también en las MacBook de acabado negro. Se documenta en los foros de MacRumors. Un usuario reporta el defecto tras dos meses de uso y al parecer, podría estar relacionado con el exceso de calor que producen los nuevos procesadores Intel Core Duo.

7. Recalentamiento del adaptador de corriente eléctrica. Ocurre en las MacBook. Una chica reporta en su blog que el recubrimiento aislante del cable se derritió por el calor generado tras quedar en contacto con el adaptador por unas horas.

8. Y por último… el mugido. Ocurre en las MacBook y MacBook Pro. Se produce por el movimiento de un ventilador defectuoso en un equipo que trabaja en estado de recalentamiento continuo. Parte del problema parece estar relacionado con una mala aplicación del compuesto termal que se extiende encima de los procesadores para transferir el calor. Apple ha reemplazado o reparado equipos con este problema, aunque usualmente el mugido (muuuuu) vuelve a ocurrir en el equipo reparado por Apple. En AppleDefects han colgado un mp3 en el que claramente se distingue el “mugido” de una MacBook.

noticias24