Curiosidades y Artículos

Los 5 paises mas felices del mundo

 

 

Hace poco lei un articulo en forbes.com que me parecio bastente interesante y pues he querido traerles un poco mi opinion acerca de este articulo, la felicidad, sin duda medida a travez de los niveles de prosperidad solo se puede observar claramente en una region especifica del mundo, si los paises nordicos, mas exactamente suecia, noruega, dinamarca, finlandia y oh sorpresa personalmente no sabia que dentro del ranking estaba holanda (influyo lo que paso en sudafrica 2010).

1. Dinamarca:
con un 82% de favorabilidad por la encuesta realizada por forbes, dinamarca pisa fuerte en el primer lugar, un pais con altas tasas de desarrollo economico y con cobertura casi total de servicios publicos, seguridad, servicios de seguridad social, salud etc. ¿Quién no estaria feliz con todo esto?, pero bueno en mi opinion, aun asi con todas estas comodidades y paraiso que tiene dinamarca no creo que sea tan feliz (para mi mas bien es el mas aburrido, realmente no hay nada interesante que hacer)

2. FINLANDIA, 3 NORUEGA, 4 SUECIA Y 5 HOLANDA:
¿Qué hay detrás de las cifras?
Cuantificar la felicidad no es sencillo. Los investigadores del estudio Gallup World Poll estudiaron la respuesta de miles de participantes de 155 países entre 2005 y 2009, para poder medir dos tipos de bienestar.

En primer lugar, le pidieron a los participantes que pensaran en lo satisfechos que se sentían con sus vidas en general y clasificaron las respuestas en función de la “puntuación que daban a sus vidas”, con un valor entre el 1 y el 10. Después, plantearon preguntas sobre cómo se había sentido cada participante el día anterior. Estas respuestas permitieron a los investigadores valorar las “experiencias cotidianas”, aspectos como si los participantes se habían sentido descansados, respetados, si no habían sentido dolor y si habían sentido alguna motivación intelectual.

Las personas que daban puntuaciones más altas eran las que se consideraban más “prósperas”. El porcentaje de las personas “prósperas” de cada país es lo que ha determinado nuestra clasificación.

El interés del dinero
Los investigadores de Gallup encontraron pruebas de lo que muchos ya sospechaban: el dinero sí da la felicidad… al menos un cierto tipo de felicidad. En un informe relacionado, estudiaron los motivos por los que los países con un producto interior bruto elevado demostraban un bienestar superior y determinaron que existía una relación entre la satisfacción vital y los ingresos.

“El dinero es un objeto que muchos, casi todos, deseamos y buscamos durante la mayor parte del tiempo que estamos despiertos -escribieron los investigadores en su informe-. Por tanto, sería sorprendente que el hecho de tener éxito en esta búsqueda no influyera de ningún modo en las respuestas de la gente al evaluar sus vidas.”

De hecho, Dinamarca, el país más feliz del mundo, tuvo en 2009 un PIB per cápita de 36 000 dólares estadounidenses, según la Agencia Central de Inteligencia (CIA). De los 227 países sobre los que recoge datos la CIA, el de Dinamarca se sitúa por encima del PIB per cápita de 196 estados.

Satisfacción personal
Pero en la felicidad influyen otros factores. El estudio Gallup demostró que, si bien es cierto que los ingresos influyen en la felicidad, no lo es menos que solo afecta a un cierto tipo de bienestar: el que sentimos al pensar en nuestros propios éxitos y en nuestras perspectivas para el futuro. La felicidad del día a día suele asociarse con el grado de satisfacción de nuestras necesidades psicológicas y sociales, y esto no se logra solo con una nómina.

Un ejemplo es Costa Rica. Por sus niveles de felicidad, Costa Rica ocupa el sexto puesto mundial y el primero de América. Incluso ocupa un puesto más elevado que países más ricos, como Estados Unidos. Esto se debe a que las redes sociales de Costa Rica son muy estrechas y permiten que los individuos se sientan felices con lo que tienen, independientemente de su éxito financiero.

“Costa Rica es muy próspera en términos sociales y psicológicos -afirma Harter-. Probablemente son ciertos aspectos sistémicos de la sociedad lo que posibilita que las personas desarrollen relaciones mejores y que valoren más esas relaciones. En este país, los sentimientos de felicidad en el día a día tienen puntuaciones muy altas.”

La felicidad cotidiana
Los habitantes de algunos países ricos pueden sentirse más felices. Pero la felicidad es un concepto esquivo, difícil de definir, y el dinero no es el único factor que lo determina. Harter explica que la riqueza contribuye a una sensación más abstracta de felicidad, que afecta a nuestras vidas de una forma diferente a la felicidad cotidiana.

“En realidad, cada uno de nosotros somos dos personas: por una parte, evaluamos regularmente nuestras vidas, nos sentamos y reflexionamos y resumimos lo que nos ha ocurrido hasta este momento -explica Harter-. Pero otra parte de nosotros es la forma en que experimentamos la vida a diario. La experiencia cotidiana influye en nuestros niveles de estrés y en nuestra psicología. La forma en que evaluamos nuestra vida determina nuestras decisiones. Es importante reflexionar sobre cómo podemos aprovechar ese bienestar.”

 

Via: danieleconomist.blogspot.com