Curiosidades y Artículos

Las Ciruías estéticas más desastrosas

No apto para personas impresionables. Si Ud. no quiere tener sueños inquietantes por favor elija otra noticia.

 

 

Esto es como las pastillitas de Matrix: Ud. puede elegir seguir adelante con esta noticia sin medir las consecuencias o puede elegir ignorar esta realidad abyecta y continuar su viaje hacia lugares mejores. Como por ejemplo el Kamasutra Pediátrico o el Matematifante.

Si ha elegido ver el mundo tal cual es, le contamos que este artículo recopila rostros que fueron destruidos voluntariamente por sus dueños. El ejemplo más conocido es el de Michael Jackson pero hay casos peores. El de Amanda Lepore, el famoso transexual es uno de ellos.

No solo se hicieron ese daño si no que además pagaron mucho dinero por él. Jocelyn Wildenstein gastó durante décadas 4 millones de dólares para lucir así. De hecho, los protagonistas de este catálogo son adictos a la cirugía. Hang Mioku empezó a operarse a los 28 años y cuando su cara llegó a un alto nivel de desfiguración los médicos se negaron a seguir operándola. Por lo cual ella misma decidió inyectarse aceite de cocina, con resultados aterradores.

Si todavía le quedan ganas de ver más ejemplos, el Decálogo de las peores cirugías plásticas lo está esperando.