Las 10 claves de un perfecto mentiroso 0

A partir de esas personas que hacen de sus mentiras un engranaje a toda prueba, un grupo de sicólogos estableció los mecanismos que usan para no ser descubiertos.

No se engañe. No existen las mentiras piadosas ni blancas ni las descaradas. Cuando no dice la verdad, simplemente usted está mintiendo. No hay omás. Es una falta de honestidad. Y tratar de acomodarlo o justificarlo es perder el tiempo, según plantean los sicólogos. 


Ahora, en ese entendido, innegablemente hay quienes lo hacen mejor y peor. Porque no es lo mismo falsear la verdad para ser descubierto en el segundo siguiente, que mentir de manera tal que la versión ficcionada sea un mecanismo de perfecto engranaje. En eso los especialistas también están de acuerdo. 

De hecho, no sólo dicen que las mentiras son parte de la vida de todos, sino que también han estudiado exhaustivamente a los mentirosos eficientes, esas personas que hasta llegar al  punto de la perfección elaboran versiones tan "verdaderas", que casi se hace imposibles descubrirlos.  

A partir de eso, en la revista estadounidense  especializada Psychology Today un grupo de sicólogos estableció una decena de claves que usan los "expertos" para sus mentiras:

1. Mienten sólo cuando saben que conseguirán lo que quiere. Si no, será algo fácil de descifrar.

2. Se preocupan de los detalles de la historia sobre la que van a mentir. La práctica hace al maestro.

3. Se convencen de que lo que dicen es verdad. Sólo así evitan los cuestionamientos.

4. Tienen claro el objetivo y están consciente de sus intereses.

5. Tienen las cosas claras y se aprenden de memoria cada detalle de la historia que es mentira.

6. Mantienen el foco y se comprometen con la versión.

7. Tienen control sobre sus señales no verbales; ellas pueden desenmascararlos.

8. Si dudan de ellos, son manipuladores naturales de la situación.

9. Contraatacan si alguien los trata de mentirosos.

10. Suavizan o eliminan por completo los sentimientos de responsabilidad que tienen sobre la mentira.