La Nasa resuelve el misterio de la ‘Cara de Marte’ 0

Una nueva foto revela que la ‘cara’ sólo es una duna rocosa

En 1976, la primera imagen de la superficie desató teorías sobre vida extraterrestre

La posición del sol y la superficie rocosa provocaban un efecto óptico

Una instantánea tomada en Marte en julio de 1976 mostraba lo que parecía una cara humana sobre la superficie del planeta. Más de tres décadas más tarde y gracias a los avances tecnológicos, que permiten una mayor nitidez de las instantáneas, una nueva fotografía demuestra que la Cara de Marte es simplemente una colina rocosa que, gracias a la incidencia del sol, creaba un efecto óptico que se asemejaba a un rostro.

Esta fotografía reciente, capturada por la cámara de alta definición HiRISE de la Nasa y la más cercana tomada jamás sobre la superficie marciana, tira por tierra las teorías que utilizaban la ‘Cara de Marte’ como prueba definitiva para asegurar la existencia de vida inteligente en el planeta rojo.

En 1976, una fotografía en blanco y negro tomada por el Viking 1 americano mostraba una duna, situada en la región de Cydonia (en las latitudes del norte), que se asemejaba a un rostro humano, con ojos, nariz y boca. Parecida a una máscara.

"Con una superficie de 1,5 kilómetros y el sol incidiendo a unos 20 grados, la apariencia de la imagen puede inducir a errores, incrementados por la ampliación de la foto", asegura actualmente la Nasa.

Sin embargo su descubrimiento en los 70 provocó todo tipo de teorías en las que muchos especulaban acerca de la posibilidad de que la figura hubiese sido construida por la antigua civilización marciana.

La imagen más reciente, ya en color, ha sido capturada por el Orbitador de Reconocimiento de Marte, capaz de tomar fotografías de alta definición a 300 kilómetros sobre la superficie del planeta.

Con ella, la Nasa ha confirma que la Cara de Marte es simplemente "una erosión en la tierra formando una especie de duna"

Comparando además las fotos tomadas a la superficie por el Viking 1 en 1976 y por el Mars Global Survayor (MGS) en 1998 y en 2001, puede verse como a medida que la tecnología ha ido avanzado y las instantáneas adquieren más nitidez, la formación rocosa parece cada vez menos humana.

Sin embargo, los más escépticos se resisten a abandonar las teorías sobre vida extraterrestre. Aseguran que las condiciones climáticas durante las últimas capturas oscurecían la ‘Cara de Marte’ que, a su juicio, es una evidencia de la cultura alienígena.

Este fenómeno psicológico y visual de percibir imágenes erróneas cuando se cree que son reales es conocido como pareidolia y no sólo la superficie de Marte ha sido víctima de este tipo de efectos. En nuestro planeta ha podido intuirse, por ejemplo, la imagen de Jesucristo sobre un campo húngaro.

El Viking 2 entrará en la órbita de Marte el próximo sábado 7 de agosto para aterrizar sobre la superficie del planeta a comienzos de septiembre.