Actualidad

¿Quieres que tu hijo sea un joven programador?

Para nadie es raro ver a niños utilizando, desde pequeños, computadores. Sea este el “familiar” como el propio; cada vez nuestro mundo está más influido por la tecnología.

Estas son las palabras de Alfred Thompson, Gerente de Relaciones Académicas en Ciencias Informáticas para Primaria y Secundaria de Microsoft.  Añade, que hay que enseñar ciencias informáticas” de un modo interesante mientras los alumnos son jóvenes e impresionables.

 

Afortunadamente hay varias herramientas  muy prácticas y eficientes para enseñar  programación a alumnos de primaria y secundaria, además de una gran cantidad de recursos para profesores de ciencias:

“Necesitamos despertar entre los alumnos el interés por las ciencias informáticas, y eso debe hacerse a una edad temprana antes de que decidan erróneamente que no son capaces de dedicarse a ellas, o de que son algo poco interesante y aburrido”.

 

Scratch

Scratch, es un lenguaje de programación gráfico para niños de ocho años de edad, a más. Desde su lanzamiento en 2007 se han compartido más de un millón de proyectos en el sitio. Ese aspecto de compartir los proyectos es importante; lo que se publica quedaa disposición de otros usuarios que pueden descargarlos y remezclarlos. Scratch está disponible gratuitamente y funciona en Mac OS, Windows y Linux.

  

Alice

Es un entorno de programación en 3D de código abierto diseñado para enseñar a los niños programación orientada a los objetos y activada por eventos. En Alice los alumnos arrastran y sueltan ficha gráficas para animar un objeto y crear un programa. Caitlin Kelleher desarrolló Storytelling Alice, una variante de Alice como parte de su tesis doctoral en ciencias informáticas en la Carnegie Mellon University. Al resaltar las animaciones e interacciones sociales se ha descubierto que el nivel de interés por la programación en los alumnos aumenta.

Ahora sólo te queda entregar tu computador a tu hijo o hermano, y ver si puedes crear un próximo genio de la informática.

 

Via:  victormoreira.bligoo.com