Farmville te conviertes en un granjero virtual

En los años 90 triunfó el Tamagotchi, un juguete que consistía en cuidar a un pollito electrónico, dándole de comer y facilitándole sus necesidades básicas, para que no se muriera.

;No es Farmville, el popular –y rentable para sus creadores- juego de Facebook la versión moderna y para redes sociales del huevo Tamagotchi? ;Por qué es tan adictivo?

 Quizá porque el objeto del juego es sencillo. Cuando te unes a Farmville te conviertes en un granjero virtual, cuyo objetivo es cultivar su pequeño terreno y alimentar a sus animales. Consigues puntos según seas capaz de hacerles crecer.

 

 

Desde que se lanzó en junio de 2009, más de 80 millones ya se han enganchado a Farmville, que al principio sólo podía jugarse a través de Facebook pero ahora también tiene su propia web (aunque el grueso de los jugadores continúa entrando a través de la red social).

Quizá su éxito se explique porque su sencillez le hace llegar a potenciales jugadores que no se pondrían a jugar con una consola de videojuegos tradicional –madres de familia, ejecutivos con menos tiempo…- pero también atrae al público joven.

“En el fondo te engancha, por la necesidad que te crea de cuidar de algo”, señalan expertos en videojuegos a BBC.com. En este sentido, recoge la estela del popular Tamagotchi hace ya 20 años. Aseguran que hay un tema psicológico en todo ello: la obtención de una recompensa. Si juegas bien, obtienes un premio. El jugador se motiva viendo crecer su granja, su creación.

Por otro lado, está el tema competitivo. Puedes comparar tus resultados con el resto de tus amigos. ¿Quién es el mejor granjero del reino de Facebook?

Pero además, también puedes interactuar con ellos y regarles sus plantas o darle de comer a sus animales si no están disponibles…

También es una ventaja que se pueda jugar a él durante 5 o 10 minutos y ya, sin requerir estar enganchado mucho tiempo. Además, el juego es gratuito, aunque si quieres funcionalidades extras, puedes usar para conseguirlas tu tarjeta de crédito.

Para otros jugar no es más que una distracción… y para otros cuantos, que el resto juegue parece ser una molestia. Existen varios grupos de oposición al juego, e incluso un grupo en Facebook aglutina a más de dos millones de personas se vanaglorian de No jugar a Farmville.

Como curiosidad, señalar que se ha establecido también un ránking de los países con jugadores más adictos a Farmville. En primer lugar se encuentra Estados Unidos, pero sorprende ver a Turquí en la segunda posición. Filipinas, Reino Unido e Italia completan el top 5 de jugones a la aplicación.

Via  I trecebits.com