Generaron más de 21.000 millones de visitas. Dichas páginas utilizan un método alternativo

Un estudio de la empresa de protección de marcas MarkMonitor ofreció un vistazo a la naturaleza cambiante de la piratería en línea.

Analizó los niveles de tráfico en 43 sitios de internet de este tipo y encontró que generaban más de 53.000 millones de visitas al año.

Los tres sitios más visitados –RapidShare.com, Megavideo.com, Megaupload.com– generaron más de 21.000 millones de visitas.

Dichas páginas utilizan un método alternativo al punto a punto (P2P, en inglés), que hasta ahora era de los más usados para descargar material protegido con derechos de autor.

El nuevo método funciona bajo la premisa de que lo que se le ofrece al usuario es un lugar en el cual guardar su contenido -películas, música, etc.-, contenido que el usuario puede compartir con sus amigos.

El estudio se basó en una pequeña muestra de sitios dando a entender que las cifras podrían ser mucho más altas.

"Los números son asombrosos", aseguró Charlie Abrahams, vicepresidente de MarkMonitor.

El estudio se llevó a cabo a petición de la Cámara de Comercio de Estados Unidos con el fin de identificar tendencias y sitios piratas.

 

"Muy fácil"

Mark Mulligan, un analista de la firma de investigación Forrester, señala que el número de visitas no necesariamente equivale a número de descargas.

Pero sí muestra que los sitios de intercambio de archivos comerciales y otros métodos se están convirtiendo en una manera popular de acceder a música o películas pirata.

"Estos sitios indexan los archivos que se suben. Es muy fácil y cómodo", añadió.

Y además "están haciendo muy difícil que los dueños del contenido hagan algo al respecto".

Uno de los sitios mencionados en el estudio, RapidShare, está siendo examinado por la Asociación de la Industria Discográfica en EE.UU. (RIAA, por sus siglas en inglés), que acusa a este servicio de alojamiento, con sede en Suiza, de contar con grandes cantidades de contenido pirata.

La asociación y otras empresas quieren que el sitio instale filtros para vigilar el contenido que se intercambia en el lugar.

Pero esta semana, en Alemania, una corte en Dusseldorf aseguró que RapidShare no tenía porqué instalar filtros.

Según el tribunal la empresa está tomando "medidas razonables" para combatir la piratería. Mulligan cree que: "El intercambio ilegal de archivos se está volviendo increíblemente complejo y tratar de mantenerlo en orden representa una gran carga".