Actualidad

Hallan las pruebas ¿Cómo murió realmente Kennedy?

kenedy

¿Crees que en el audio vengan pistas importantes para resolver el tema?

 

Una empresa dedicada a recopilar objetos para coleccionistas tiene en sus manos una grabación, sin edición, de aquel fatídico 22 de noviembre de 1963 que podría despejar dudas sobre el asesinato de John F. Kennedy.

El 22 de noviembre de 1963 el mundo se cimbraría con la noticia de que el entonces presidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, había sido asesinado a tiros a las 12:30 horas, mientras hacía un recorrido en automóvil por la Plaza Dealey, como parte de la gira de trabajo organizada en la ciudad de Dallas, Texas.

Las investigaciones respecto al caso concluyeron que un hombre llamado Lee Harvey Oswald, empleado del Almacén de Libros Escolares de Texas, tienda que se encontraba a escasos metros del lugar de los hechos, fue quien supuestamente accionó en tres ocasiones el arma de fuego encargada de herir de muerte a Kennedy de dos disparos.

Las declaraciones de Oswald negando haber sido él el responsable de los disparos, así como su repentina muerte dos días después a manos de Jack Ruby y el actuar del gobierno estadounidense y de los cuerpos de investigación han generado que el caso del asesinato de Kennedy, a prácticamente cinco décadas, siga siendo en la actualidad todo un misterio.

Hasta ahora, diversas teorías respecto al fallecimiento de John F. Kennedy se han formulado, todas eso sí, apuntando a supuestas teorías conspirativas por parte de su propia gente dentro del gobierno. Se habla de más de un posible tirador, de traiciones por parte de sus más allegados, de posibles nexos con la mafia, así como de intereses por parte de regímenes extranjeros.

En su momento y como parte de las pruebas se hicieron públicas una serie de grabaciones de los personajes supuestamente inmiscuidos en el caso; sin embargo, recientemente salió a la luz la cinta original que contiene más de dos horas de conversación de la gente que viajó en el avión presidencial tras la muerte de Kennedy, que no son parte del archivo y que hoy puede ser adquirida vía internet si pagas 500 mil dólares, informa prensalatinalasvegas.com.

En ella salen a la luz sucesos y personas que en su momento pudieron ser clave y que en el expediente original ni siquiera se nombran. Básicamente se trata de la comunicación que sostuvo el personal del Air Force One con el Salón de Emergencias de la Casa Blanca, la Base Andrews de la fuerza Aérea, así como con el avión que transportaba de Hawai a Tokio al secretario de prensa en aquel entonces, Pierre Salinger y otros miembros del gabinete de Kennedy.

La grabación denominada “Cinta Clifton”, pues fue hecha a petición del general del ejército Chester Clifton, contiene una álgida conversación entre las personas anteriormente nombradas de si el cuerpo del mandatario debía ser trasladado al Hospital Naval de Bethesda o al de Walter Reed para practicarle la autopsia, y de si su esposa, Jacqueline Kennedy, debiera ir o no.

Lo que hace diferente este audio al que se publicó como el oficial es que se hace referencia del general Curtis LeMay, personaje del que se supo, mantuvo durante años una rivalidad encarnecida con el presidente Kennedy y que no era desconocida para nadie. Precisamente, el día del asesinato de Kennedy, supuestamente nadie conocía el paradero exacto de este personaje.

En la grabación se escucha cómo desesperadamente un miembro de la tripulación intenta tener contacto con otro avión, un C140, cuyos últimos números de matrícula son 497 y recibió el psedónimo de “Nieto”.

Los interesados e intrigados en el “Caso Kennedy” apuntan que esta podría ser la prueba que ataría muchos cabos, pues “Nieto” podría ser el avión en el cual viajaba LeMay y podría saberse cuál era su ubicación al momento de la muerte del presidente, lo que afirmaría o descartaría la teoría de que él tuvo algo que ver con su ejecución.

El audio ahora está en manos de la compañía Raab Collection, empresa que posee varias cosas personales del general Clifton, muerto en 1991, entre ellas esta grabación, las cuales adquirieron cuando la familia, tras la muerte de la esposa de este hombre, decidió poner a la venta sus pertenencias en el 2009.

La Rabb Collection, además de poner el audio en venta, ha digitalizado un par de copias, las cuales serán donadas a los Archivos Nacionales y a la Biblioteca John F. Kennedy para que todo mundo tenga acceso a ella. De hecho, en el siguiente link puedes escuchar algunos fragmentos de esta conversación.