EUSTRÉS ¿Existe el estrés positivo?

eustres el estrés positivo

EUSTRÉS: Aunque el término ha adquirido connotaciones negativas, la palabra estrés no hace referencia fenómeno necesariamente perjudicial. El estrés es una reacción fisiológica normal ante una señal de alarma.

Lo que convierte esa activación en beneficiosa o dañina es nuestra sensación de control. Si creemos que no disponemos de recursos para afrontar el suceso, el estrés se convierte en negativo. Pero cuando percibimos un buen grado de control sobre la situación,
la reacción es positiva y se denomina eustrés.

Las investigaciones encuentran correlaciones entre esa activación y la vitalidad del individuo.

Sus buenas relaciones personales una alta productividad y creatividad, un grado alto de entusiasmo, agilidad mental…
 Por ejemplo:

El estrés aculturativo es el que vive una persona que se tiene que manejar en una cultura de la que no es originaria.

Es la tensión de desenvolvernos en un idioma diferente tener que adaptarnos nuevas costumbres y enfrentarnos a problemas  que ignorábamos. Si recuperamos poco a poco la sensación de control, ese estrés se puede convertir eustrés y acabamos superando el reto que supone adaptarse a la nueva cultura.

El estrés positivo o eustrés

En resumen: La conversión al estrés positivo permite que estemos llenos de energía, favoreciendo así nuestras actividades cotidianas. Beneficia excepcionalmente a nuestra salud puesto que, al canalizar el estrés, no sentimos la tensión que nos provocaría el sentirnos abrumados por el estrés negativo.