Un estadounidense es considerado el hombre más desafortunado del mundo, luego de que hace poco fuera atacado por un tiburón, pero eso no es lo insólito, Erik Norrie ha sobrevivido también a un rayo, la mordedura de una serpiente cascabel, y fue víctima de la ira de unos monos en dos ocasiones.

Su más reciente encuentro con la muerte fue durante unas vacaciones junto a su familia, en las islas Bahamas, donde un tiburón atacó a Norrie mientras buceaba, “cuando miré hacia atrás, el tiburón acababa de morderme, y pude ver cómo se alejaba con un pedazo de mi pierna en la boca“, comentó a la prensa.

Las probabilidades de ser víctima de un tiburón es de una entre 11.5 millones y de ser alcanzado por un rayo, según estadísticas estadounidenses, es de una entre 280 mil.

Norrie, padre de cuatro niñas, ha sido protagonista de estos sucesos y ha sobrevivido. Por lo que ha sido declarado por los medios como “el hombre más desafortunado del mundo“.

Con información de Actualidad.RT