Wikileaks se ha convertido en una incómoda piedra en el zapato de la diplomacia estadounidense, pero el halo de misterio que rodea al controversial grupo liderado por Julian Assange poco a poco empieza a revelarse. BBC Mundo nos lleva al lugar donde Wikileaks almacena todos sus archivos informáticos.

Los controversiales datos de Wikileaks -incluyendo los cables- están en un antiguo búnker nuclear de alta seguridad situado en el centro de Estocolmo, donde se encuentra la sede de una empresa sueca de datos que ofrece servidores para almacenar información.

Una de las razones para elegir este lugar puede ser la larga tradición de transparencia y respeto a la libertad de expresión que tiene Suecia.

Aunque un ataque físico al lugar parece imposible, nunca se deja de lado la posibilidad de uno de tipo cubernético, por lo que la compañía ha separado la información de Wikileaks de la del resto de sus clientes.