Imagina pasear por la calle, mirar al cielo y ver una lavadora volar. O un corta cesped, O una barbacoa y hasta una cabina telefonica.

Estas y muchas otras cosas ha conseguido poner en órbita Rupert Brandon-King y su iniciativa.