Imagen I guiapeques.com

La capacidad de una mujer para concebir podría estar influida por su grupo sanguíneo, según una investigación realizada en Estados Unidos.

El estudio de la Escuela de Medicina Albert Einstein y de la Universidad de Yale involucró a 560 mujeres con una edad promedio de 35 años que estaban siendo sometidas a tratamientos de fertilidad.

Los científicos descubrieron que las que pertenecían al grupo O tenían más dificultades para quedar embarazadas debido a una menor calidad y un conteo más bajo de óvulos.

Los investigadores, que presentaron el estudio en la conferencia de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva, que se celebra en Denver, Colorado, no saben a qué se debe este vínculo.

Pero subrayan que el grupo sanguíneo es sólo un marcador de la fertilidad y se necesitan más estudios para confirmar la asociación.

Clave sanguínea

Una mujer tiene un número fijo de óvulos, la llamada "reserva ovárica", que gradualmente va liberando durante su vida reproductiva.

Se cree que los niveles altos de una hormona -llamada foliculoestimulante o FSH- son un indicador de que esta reserva está disminuyendo más rápidamente, lo cual puede reducir las posibilidades de una embarazo una vez que la mujer llega a sus 30 o 40 años.

Los niveles de hormona FSH indican la cantidad de reserva ovárica.

Los científicos tomaron muestras de sangre de las pacientes para analizar los niveles de su hormona FSH.

Los análisis mostraron que las mujeres pertenecientes al grupo sanguíneo O exhibieron lecturas más altas de FSH.

Por otra parte, las que tenían sangre del grupo A tenían niveles más bajos.

El doctor Edward Nejat, quien dirigió el trabajo, dice que "la edad de una mujer sigue siendo el factor más importante para determinar sus posibilidades de concebir".

"El marcador de la FSH nos da una idea de la calidad y la cantidad de óvulos".

Pero no está claro si este marcador tiene o no un impacto en la población general, agrega el científico, porque todas las mujeres del estudio estaban siendo sometidas a tratamientos de fertilidad.

"Interesante"

Tony Rutherford, presidente de la Sociedad Británica de Fertilidad, afirma que la investigación es "interesante".

Pero advierte que se necesitan investigaciones a mayor escala tanto para confirmar el resultado como para ver si estos efectos también pueden detectarse en mujeres que están tratando de concebir pero a quienes no se han diagnosticado problemas de fertilidad.

"Creo que ésta es la primera vez que una investigación ha encontrado un vínculo entre grupo sanguíneo y potencial para fertilidad", dice el experto.

"Realmente necesitamos considerarlo junto con otras pruebas, más actuales, de medición de reserva ovárica y estudiar a un grupo más amplio de mujeres para ver si el grupo sanguíneo afecta las posibilidades de embarazarse", agrega.