Si quieres cambiar el disco duro sin tener que reinstalar todo los programas otra vez, sigue las siguientes pautas:

Formatear el HD nuevo con el sistema (Format/s C:)
Conéctalo después como ESCLAVO de nuestro HD antiguo
Reiniciar y dentro de Windows 95, 98 o Me en la ventana del Dos escribe:
Xcopy c: d: /k/y/c/h/i/f/r/e

Con este comando se copiara una imagen perfecta del C en D
Ahora solo tienes que poner el disco nuevo como MASTER y el antiguo como ESCLAVO.