Curiosidades y Artículos

Aquí 10 supersticiones de toda la vida y sus orígenes

Aquí 10 supersticiones de toda la vida y sus orígenes 0Hay de temores a temores y de fobias a fobias, y hasta cierto punto es normal ya que se tratan de amenazas y peligros latentes que nos pueden llegar a paralizar y evitan que tomemos decisiones , pero ¿Que decir cuando el peligro sólo existe en nuestra mente y no es real puesto que nadie más lo siente como nosotros?. Aunque no sea tan evidente es lo suficientemente amenzante como para evitarnos actuar. Si, hablamos de las supersticiones, esas amenazas que a veces son irracionales pero que nos obligan a modificar nuestro comportamiento, y aqui te presentamos la lista de las 10 más populares.

10 Abrir un paraguas dentro de casa

Probablemente tenga su origen en la costumbre de los clérigos de Europa de cubrirse con ellos del sol durante los funerales, cuando los paraguas comenzaban a masificarse.

9 Levantarnos con el pie derecho

Su origen tiene que ver con los usos de la mayoría, ya que al abundar los seres humanos diestros, se consideraba que este lado era el natural, creencia reforzada quizás por las citas bíblicas que hablan de los favoritos de Dios sentados a su derecha.

8 La pata de conejo como talismán
Superstición que hizo de los conejos víctimas injustas, pues la idea original nos habla de liebres, no de conejos. Hay que recordar que la liebre es muy común de encontrar en los grandes espacios como las grandes llanuras europeas. De aqui nace la idea, ya que los campesinos le atribuían cualidades místicas y mágicas. Con el avance de la urbanización la superstición reemplazó a la liebre por el conejo y lo demás es historia.

7 Cruzamos los dedos

La idea es asegurar el resultado de una acción que deseamos, ayudándole amarrando los cabos sueltos para aumentar las posibilidades de éxito

6 Evitar pasar por debajo de una escalera

Aunque pareciera que esta superstición estuviese fundada en el sentido común, en realidad la costumbre se remonta a la época de los ajusticiamientos, en los cadáveres eran bajados del caldaso por la escalera.

5 El fatídico Viernes 13

Pocas supersticiones escapan al sentido común como esta. Se funda en las tradiciones cristianas del Viernes de la última cena, y la suerte que tuvo el comensal número 13 (Jesús).

4 Derramar sal

Desde los primeros días de la humanidad, la sal fue siempre un elemento valioso, y como tal se le cuidaba bastante. Derramar la sal accidentalmente exige que se arroje una cantidad sobre el hombro con el fin de segar al diablo que siempre está al acecho de nuestros errores, para de esta manera confundirlo y ganar tiempo.

3 Romper un espejo

Una de las supersticiones más poderosas y profundamente arraigada, se considera que quien rompe un espejo tendrá inevitablemente 7 años de mala suerte. La idea procede de que al dañar un espejo nos dañamos a nosotros mismos, ya que la imagen es un reflejo nuestro, y algunas doctrinas creen que el cuerpo sufre cambios significativos cada 7 años.

2 Tocar madera

Probablemente de las superticiones más antiguas. Tiene su origen en los antiguos pueblos celtas del norte de Europa, quienes divinizaban al bosque (y por tanto a los árboles) como manifestación divina.

1 El gato negro

Sin duda la más difundida de las supersticiones. Se remonta fácilmente al antiguo egipto donde a los gatos se les consideraba representación de deidades en la tierra. De ahí pasó a la Europa medieval donde se asoció al gato negro con la brujería, y se entendía que cruzarse con un gato negro era un mal presagio, pues una bruja podría andar cerca.