Actualidad

Algunos consejos naturales para tomar en cuenta en los asmaticos.

El asma suele ser un problema alérgico que responde a una reacción del cuerpo ante los alérgenos y representa una de las enfermedades respiratorias que más problemas da, ya que un paciente con asma padece frecuentes ahogos.

Algunos consejos naturales para tomar en cuenta en los asmaticos. 0El asma es una forma de alergia que libera ciertas sustancias que determinan la contracción bronquial. La respiración empeora y es entonces cuando los pulmones no tienen suficiente oxígeno.

Suele aparecer en primavera, con las alergias y el polen, época especialmente intensa y con dificultades para respirar, con esa sensación de ahogarse que sufren los pacientes con asma.

Las personas asmáticas conviene que sigan el tratamiento que el médico les ha indicado, ya que a veces puede dar problemas. Pero hay una serie de alimentos que nos pueden ayudar a sentir mejor y a que las crisis no sean tan frecuentes.

Vamos a dar unos consejos para empezar:

  • Respira el aire puro, si es posible. (Hoy en día existen los ozonizadoresque son de gran ayuda).
  • Atención a los alimentos o fármacos que puedan provocar reacciones.
  • Cuida tu peso.

 

  • Practica ejercicios al aire libre o natación.
  • La cola de caballo (en infusión) es recomendable, ya que contiene mucha sílice.
  • Come buena fruta y ensalada.
  • Toma miel en vez de azúcar.
  • Realiza dos o tres veces por semana baños de vapor.

Dame unos alimentos buenos para mi asma:

Las buenas verduras:

Un rico caldo de manzanas, cebollas y zanahorias a partes iguales te sorprenderá. Tomar la sopa media hora antes de las comidas, añadiéndole un poco de miel.

También podemos hervir dos o tres troncos grandes de apio en un litro de leche de soja. Después secuela la leche cuando el apio ya esta tierno y se toman cuatro tazas a lo largo del día.

Higos:
Entre las frutas que ayudan a mejorar el asma encontramos los higos, ya que favorecen el drenaje de la flema. El tratamiento natural con higos se basa en consumir tres o cuatro higos secos, después de haberlos dejado reposar toda una noche sumergidos en agua caliente. Consumir por la mañana en ayunas a diario.

Limón:

Como no, el limón como siempre es una panacea para muchos problemas. Debe tomarse su jugo diluido en un vaso de agua con las comidas, ayudando a prevenir los ataques.

Truco del vapor anti-asma:

Si lo que queremos es suavizar los síntomas de una crisis asmática, podemos realizar el siguiente baño: hervir en agua dos piñas de pino, una piel de naranja, flores de sauco y un poco de tomillo. Una vez el agua ya esta hirviendo, se retira y se pone en la habitación de la persona que está afectada media hora antes de que se vaya a la cama.

Y con esta misma composición se pueden hacer baños calientes para los pies.

Y para una mejor calidad de vida:

  • Vitamina C: Estos alimentos, los cítricos, etc, tienen la capacidad de reducir la frecuencia de los ataques. Hay que tomarlos a DIARIO.

 

  • Te verde: Te ayudara a controlar los síntomas.se puede tomar una taza o dos al día.
  • Nada mejor que el aire libre: Sin dudarlo, hay que pasar mucho tiempo al aire libre (no contaminado) siempre que se pueda, y evitar el tabaco, y el aire enrarecido.
  • El ginkgo biloba: La hoja de este árbol antiquísimo ayuda a mejorar el estado de las personas con asma.

Dame una alimentación recomendada:

Deberemos aumentar:

  • Miel: Al contener un poquito de polen, suele actuar como “vacuna”.
  • Cebolla: Es broncodilatadora y antiespasmódica de los músculos lisos de lo bronquios. La simple inhalación de su aroma ya es efectiva.
  • Yogur: Los yogures “bio” que contienen bacterias beneficiosas para el sistema inmune ayudan a reducir las manifestaciones alérgicas.
  • Magnesio: la carencia de este mineral causa espasmos en los musculos, lo que favorece el asma. Las legumbres, el germen de trigo y las verduras son buenas fuentes de magnesio.
  • Vitaminas del grupo B: Especialmente la B6, reducen la sensibilidad bronquial frente a los factores químicos o físicos desencadenantes del asma.
  • Aceites. Los aceites vegetales son ricos en ácidos grasos poliinsaturados, que reducen la respuesta bronquial de os factores causantes del asma.
  • Hortalizas: Las de hoja verde como las espinacas o las rojas como el pimiento rojo son una buena fuente de beta caroteno que aumentan la resistencia de las células bronquiales a las agresiones causantes del asma.
  • Antioxidantes: La provitamina A (frutas y hortalizas coloreadas), la vitamina C (cítricos), y la vitamina E (aceites vegetales), que aumentan la resistencia de los bronquios a los radicales libres procedentes de los contaminantes y las toxinas y la inflamación de los bronquios.

Y deberemos evitar a toda costa:

  • Aditivos: Ya que muchos de ellos pueden ser causantes de alergias o crisis asmáticas, (glutamato  monosodico, sulfitos, nitrato y nitrato sódico) etc.
  • Vino: Al que se le añade como aditivo el sulfito antes mencionado.

 

  • Pescado: Contiene histamina, si es muy fresco o se ha conservado en malas condiciones.
  • Sal: A mayor consumo de sal, menor es la función respiratoria de los asmáticos (y se ha comprobado).
  • Cerveza: debido a la levadura de cerveza.
  • Marisco: causa frecuente de alergias.
  • Leche: Puede manifestar síntomas asmáticos en niños.
  • Huevo. Especialmente la yema. Evitarlo en el asma, hasta comprobar que se tolera sin reacciones adversas.
  • Quesos madurados: Contienen histamina. Los azules con moho son los más peligrosos.
  • Jalea real: muy importante, ya que es causa frecuente de ataques asmáticos e incluso de reacciones alérgicas graves como el choque anafiláctico.
  • Frutos secos: En niños asmáticos, como el cacahuete o las nueces.