Estudiantes de filosofía de Barcelona crearon, lo que denominan "el primer suministro online de perdones públicos". Los arrepentimientos se califican "por grados" y pueden incluir hasta revelaciones insospechadas

Agencias – Según cuentan los creadores de una innovadora web dedicada a pedir perdón publico por Internet la idea surgió "habiéndonos tomado unas cuantas copitas de Anís del Mono".

Son estudiantes de filosofía de Barcelona y se denominan, "los esponjiformes" que pusieron hace pocos días en "el cyber espacio, el primer suministro Online de Perdones Públicos".Se definen como "amantes del cine, la música, la literatura y los yogures bajos en calorías", y recopilan los envíos que se clasifican por "grado de arrepentimiento".

Los pedidos publicados son de índole personal, como la de un hijo que le pide al padre "perdón por haberte arrancado el peluquín en público", con un grado máximo de arrepentimiento "de 10 sobre 10".

Tambien existe "el auto perdón" de un cibernauta que se reconoce muy olvidadizo pero "poco arrepentido".

Desde los pedidos a parejas por algún enojo o hasta las disculpas para un gato, todo vale a la hora de confesar públicamente alguna angustia, que al revelarla libera a quien la guardaba celosamente en su interior.

Tal vez el ejemplo del perdón a "Mongo" sea una forma de entender el sentido de la web:

"Quisiera pedir perdón a mi hijo Mongoleño, cuando naciste, Mongo, no pudimos imaginar que el nombre que habíamos escogido para ti sería objeto de burlas y provocaciones en el futuro", señala el aviso.

"A tu madre le encantaba el nombre, yo también pensaba que era elegante y distinguido, y además Mongolia es una región preciosa, espero que puedas perdonar a tus padres, que te quieren mucho", concluye con la firma de Arturo, que reconoce un grado de arrepentimiento de "8 sobre 10".

Enlaces relacionados    Perdones públicos