Una tormenta solar impactaría a la tierra este viernes 21 de agosto

Si bien la información tiene su origen en una fuente confiable, la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica del gobierno de los Estados Unidos, que se encarga, entre otras, de monitorear el clima espacial, la noticia tiene varios matices.

tormenta solar

De acuerdo a la agencia del Departamento de los Estados Unidos (NOAA), la tierra será implantada este viernes 21 de agosto por una tormenta solar que podría ocasionar que dejen de funcionar señales de radio y televisión, así como interrupciones en la comunicación satelital. 

Sin embargo, la oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica,afirma que este fenómeno extraño es el de menor rango (G1). 

¿CUÁNDO FUE LA ÚLTIMA TORMENTA SOLAR?

Según los registros obtenidos de las muestras de hielo una llamarada solar de esta magnitud no se ha producido en los últimos 500 años, aunque se producen tormentas solares relativamente fuertes cada cincuenta años, la última el 13 de noviembre de 1960 (59 años).


«Esta tormenta solar podría llevar las auroras a lugares como Norfolk, Northumberland, Reino Unido, Nueva Zelanda y en Estados», publicó en su cuenta de Twitter, Tamitha Skov, física del clima espacial. 

¿Qué puede provocar esta tormenta?

Según SWPC de la Unión Americana, estas erupciones solares provocan rayos X que pueden degradar o bloquear las ondas de radio de alta frecuencia y comunicación por radio. 

Este fenómeno se origina por el campo magnético del sol, que son como un tipo de explosiones en la gran estrella que ilumina a nuestro planeta. 

Estas eyecciones pueden impactar a la tierra en 14 horas, así como otras algunos días. Según las investigaciones de los expertos, este fenómeno se da porque el sol está atravesando un período de mínimo solar. Recordar que son 150 millones de kilómetros los que nos separan del sol.

Las EMC son expulsiones de material de la atmósfera del Sol producto de su actividad interna, y están principalmente relacionadas con el campo magnético que emerge del interior solar.

“Las EMC son expulsiones de material de la atmósfera del Sol producto de su actividad interna, y están principalmente relacionadas con el campo magnético que emerge del interior solar. Estas expulsiones contienen plasma solar, partículas energéticas que constituyen el denominado viento solar, que empiezan a viajar por el espacio hasta que, en ocasiones, pueden alcanzar la Tierra”

Cuando esta nube de partículas hace contacto con el campo magnético terrestre genera fenómenos espectaculares e inofensivos como las auroras boreales, esos  coloridos destellos luminosos característicos de países nórdicos.

Esas auroras, que también pueden darse en el hemisferio sur (allí se conocen como auroras australes), se dan como consecuencia del aumento de la energía de los átomos de la atmósfera terrestre producto de la llegada de partículas de alta energía del Sol.

En algunas ocasiones, las EMC pueden ser más energéticas que en otras, impactando con mayor fuerza a la Tierra, y afectando incluso el escudo magnético de nuestro planeta, la llamada magnetosfera, causando las llamadas tormenta geomagnéticas.

«Aunque puede haber interrupción en comunicaciones, realmente no tendrá consecuencias extremas sobre nuestros sistemas tecnológicos. Sin embargo, a medida que aumente la frecuencia de estos fenómenos, aumenta la probabilidad de que las nubes de partículas de alta energía emitidas por el Sol viajen en la dirección en que se encuentra la Tierra y puedan impactar sobre nuestro planeta»

Botón volver arriba