"Los botes son idénticos", se justifica la mujer"

 
 
 
Una mujer de Arizona cometió el terrible error de confundir las gotas para los ojos con el bote de pegamento super glue, según cuenta MyFoxPhoenix.com. Irmgard Holm, que fue operada de cataratas el pasado año, tenía que echarse seis gotas en los ojos por prescripción médica. Sin embargo, la sensación de ardor instantánea le hizo ver que se había equivocado. 
 
"Los botes son idénticos", se justifica Holm. "No soy joven, pero tampoco estoy senil", añade. Pese a que trató de solucionar su metedura de pata lavándose los ojos, el secado rápido del adhesivo hizo su efecto, quedándose su ojo cerrado. Ya en el hospital, los médicos tuvieron que abrir y lavar el ojo antes de un mayor daño.  
 
Holm hablará con la Administración de Alimentos y Drogas al final de la semana para explicar su caso con la esperanza de que las compañías de pegamentos atiendan su experiencia y cambien la forma y el tamaño de sus botes. 
 

Pese a lo curioso del caso, no se trata de una novedad en el campo de la medicina, ya que no son pocos los casos de personas que han confundido las gotas con el pegamento.

Fuente: Público (España)