Una banda de internautas estafó en millones de euros al ministerio de Hacienda de la corona a través de su propio portal. Los delincuentes usurparon la personalidad de miles de trabajadores para solicitar pequeños pagos

Una banda de internautas estafó en al menos 22 millones de euros al ministerio de Hacienda británica a través de su propio portal de internet.

El que podría terminar siendo el mayor fraude de la historia del país ha puesto al erario público al borde del colapso, según el diario The Times.

Los delincuentes usurparon la personalidad de 13 mil empleados de la empresa ferroviaria Network Rail para solicitar en su nombre pagos de hasta 150 euros por persona.

El Gobierno británico cerró en diciembre el portal de Internet al descubrir el fraude, e investiga ahora si hay más empresas víctimas de este fraude.

The Times asegura que uno de cada siete trabajadores denunciaron que fue usurpada su personalidad. Los delincuentes usaron su nombre, fecha de nacimiento y número de identificación para reclamar los pagos a través de Internet, alterando para ellos los datos referidos a número de hijos y estatus laboral del trabajador.

La página, que usaba medio millón de personas al año, fue cerrada el pasado 2 de diciembre. Los investigadores sospechan que la banda contaba con la ayuda de funcionarios públicos, y temen que haya otras grandes empresas perjudicadas por el robo de datos.