Curiosidades y Artículos

Una cosa es ser bonita y otra, muy distinta es ser atractiva.,mejora tu coeficiente de atracción

Una cosa es ser bonita y otra, muy distinta es ser atractiva. Lo bonito no siempre atrae. Y muchas veces lo que nos atrapa de alguien es su actitud, su seguridad o lo que transmite. Por lo que me voy a hacer a la tarea de darles algunos consejos para mejorar su coeficiente de atracción.

El magnetismo de una persona es lo que la hace irresistible, es una especie de aura que envuelve a ese sujeto que atrapa las miradas y se vuelve en centro de atención.

El físico claro que cuenta, por lo que debes aprender a lucir lo bueno y esconder tus defectos. Busca ropa y accesorios que acentúen tus atractivos. Si usas lentes busca los adecuados a la forma de tu cara. Tu ropa debe ser limpia, no debe estar manchada, rota o arrugada. Evita encorvarte y dejar caer tus hombros.

Eleva tu autoestima subrayando tus cualidades. Demuestra que eres una persona feliz y oculta esa parte depresiva. Para que te quieran debes aprender a quererte primero.

Aprende a escuchar antes que a hablar. Pocas personas ponen atención a los problemas de otros, si abres tus oídos te volverás irresistible.

Se genuina. Evita copiar patrones y comportamientos. Es más fácil que llames la atención siendo diferente que buscando actuar un papel que no es el tuyo, a la larga quien finge termina por ser descubierto.

Evita juzgar y trata de entender. Quien se la pasa juzgando termina por parecer insensible y eso de entrada no le gusta a nadie y no estamos pidiendo que toque las trompetas y te la pases aplaudiendo al otro, simplemente trata de ser empático con el otro, ponte en sus zapatos, pues.

Trabaja en tu sentido del humor. Aprende a reírte de las cosas simples, no es que seas un optimista ciego, pero en un mundo tan complicado aquellos que aprender a verle el lado alegre a la vida se destacan del resto. Una sonrisa ayuda muchísimo y siempre atrae.

Nutre tu mente y espíritu. Aprende de lo que te rodea, infórmate de lo que pasa en el mundo. Realiza actividades más allá del trabajo, quienes abren su mundo conocen más y amplían sus temas de conversación.

Sé tolerante. Aprende a reconocer que hay varias visiones de la vida. Encuentra la que menos te cuesta vivir, esa, la que te hace sentir bien, pero admite que hay otros y otras que piensan distinto a ti. No hay como un ser libre para atraer al otro.

Fuente www.intimos.com