Ottawa.-  Un joven canadiense de 25 años, que nunca había jugado con un balón oval típico del fútbol americano, ganó un millón de dólares por conseguir meter la pelota entre los postes, con una patada a 50 metros del objetivo.

Brian Diesbourg, ingeniero, fue elegido al azar entre 200.000 candidatos en una operación de promoción publicitaria en un partido de fútbol americano, el jueves en Toronto.

El joven, que tuvo derecho a media hora de familiarización con el balón, falló en sus tres primeros intentos, desde los 20 metros, desde los 30 y los 40 metros, que estaban premiados con cantidades menos importantes.

Después de una pausa publicitaria que había desconcentrado a más de uno, el joven golpeó la pelota con el pie desde los 50 metros, enviándola entre los postes ante una multitud de 40.000 personas entusiasmadas al verle llevarse un millón de dólares.

Este tipo de patada suele ser difícil de encajar hasta para los jugadores profesionales más veteranos.

El ganador es un deportista, que juega de forma aficionada al fútbol pero con un balón redondo.

Su premio le será entregado en 40 anualidades de 25.000 dólares.
Fuente: AFP