Un estudio calcula que la Tierra no se calentará tan rápidamente 0

La situación sigue siendo muy pesimista, pero un estudio internacional sobre la evolución del clima en la Tierra ha llegado a la conclusión de que las temperaturas aumentarán menos de lo esperado, menos que las previsiones oficiales, si prosigue el actual ritmo de emisión de gases de efecto invernadero. Concretamente, si la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera se duplica con respecto a los valores preindustriales, el aumento de la temperatura mundial será como mucho de 2,6 grados, y no de 4,5, como recoge el último informe del IPCC (Grupo Intergubernamental de la ONU sobre Cambio Climático). Y hay previsiones muchísimo peores.

El nivel de CO2 en la atmósfera era de 283 ppm (partes por millón) en 1800 y actualmente ronda las 389 ppm, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), por lo que duplicarlo parece una posibilidad a la vuelta de la esquina. El análisis, publicado en la revista Science, lo han coordinado científicos de la Universidad de Oregón (EEUU) y en él ha partipado también Antoni Rosell, especialista de la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB).,

Lo que han hecho los científicos es alimentar un modelo climático ya existente -un programa informático que predice la evolución del clima- con los datos obtenidos tras estudiar un periodo extremadamente frío, el último máximo glacial (hace 21.000 años), resume Rosell. La evolución ha podido estudiarse porque en zonas muy frías han sobrevivido hielos de aquella época. «Por ejemplo, sabemos que la temperatura del mar en aquel entonces era al menos dos grados inferior a la de 1800, en los inicios de la industrialización, y también sabemos que el último siglo y medio ha aumentado un grado más», dice el climatólogo de la UAB.

MENOS INCERTIDUMBRE / En esencia, como también se conoce la concentración de CO2 en el periodo glacial y en la actualidad, los investigadores pueden colocar los datos en el programa para ajustarlo y, finalmente, hacerlo avanzar para que calcule las posibilidades futuras. «No solo hemos obtenido un aumento menor de la temperatura, sino que hemos reducido el grado de incertidumbre de los análisis anteriores», destaca Rosell. Hay un 66% de probabilidades, dice el estudio, de que el incremento sea de entre 2 y 4,5 grados si se duplica el CO2.

Pese a los resultados, los autores sostienen que el calentamiento es real y que el aumento de CO2 en la atmósfera podría ser muy negativo. El coordinador, Andreas Schmittner, concluye: «Los resultados muestran una menor probabilidad de cambios climáticos tan extremos».