Parece ser que la moda ahora es fabricarse disfraces o trajes caseros de Iron Man. Ya hemos visto por aquí unos cuantos, pero seguro tardaremos mucho tiempo en ver algo mejor que éste, porque es una pasada.

El que lo construyó, un chaval de 25 años de edad y consultor de fitness de profesión, tardó 1 mes en fabricarlo y unos 4000 dólares. Lleva una réplica de ametralladora en el hombro, luces y hasta un mecanismo para que el casco se abra, tal y como lo hace el de verdad.

Y sin duda, para nosotros, es el mejor traje de Iron Man jamás creado.