La primera foto fue tomada con un smartphone LG Optimus 2X, y la segunda, con una cámara Sony Nex-5. ¿Existen diferencias en ambientes oscuros?

¿Terminaran las cámaras digitales ante los smartphone ? análisis 0

Olympus, con su campaña de que las fotos tomadas con un teléfono inteligente son basura, planteó hace poco su visión de que sí vale la pena tener una cámara fotográfica digital y que las de los teléfonos no le dan la talla. Pero la pregunta cobra cada vez mayor vigencia: ¿Qué es mejor, una muy completa cámara, o un dispositivo totalmente integrado que permita tomar fotos y hacer otro tipo de cosas?

Decir que los smartphones están matando a las cámaras digitales no es una afirmación para tomar a la ligera. Los amantes de siempre de la fotografía pueden decir que una cámara integrada en un smartphone jamás podrá dar las características de una cámara digital. Y también los usuarios de los teléfonos inteligentes  no desean complicarse al tomar una foto, sino que quieren hacerlo de la manera más simple, que quede bien y que puedan compartirla rápidamente.

Por eso, con cámaras y celulares en mano, tomamos diferentes tipos de fotos en varios lugares –aunque el ideal es hacer las mismas tomas con los diferentes dispositivos, este será un ejercicio ha realizar en un futuro próximo–, y con ello comparamos resultados tratando de ver cuáles son las ventajas y desventajas de cada equipo, junto con sus diferencias, para tratar de responder este interrogante teniendo todo en cuenta.

La cámara fotográfica del smartphone: el efecto Polaroid.

Las cámaras que vienen en los dispositivos móviles no son como esas primeras de los celulares. En nuestras pruebas, la de menor capacidad técnica a la que tuvimos disponibilidad fue a la del iPhone 3GS, con 3,2 megapíxeles con enfoque, balance de blancos y macro de 10 centímetros, todo automático, y esto ya no es despreciable si se compara con lo que traen algunas cámaras digitales compactas.

Pero si ya se tiene acceso a un dispositivo como el Samsung Galaxy S II, ya hablamos de una cámara de 8 megapixeles con flash LED, o la del LG Optimus 2X, que tiene las mismas características del Galaxy S II, solo que el procesador doble núcleo hace que la toma sea mucho más rápida, comparable con la velocidad de la toma de una cámara digital.

Pero la que sorprendió en las pruebas es la cámara del iPhone 4S, no solo al tener los mismos megapíxeles de sus competidores, sino porque además tiene una óptica con un lente que tiene cinco elementos de precisión, lo que indica que ya no es un asunto de captura digital, sino que la mejora está de entrada en lo físico.

¿Terminaran las cámaras digitales ante los smartphone ? análisis 1

De izquierda a derecha, de arriba a abajo: iPhone 3GS, LG Optimus 2X, Samsung Galaxy S II y iPhone 4S. Fotos: Éricka Duarte, Diana Luque, Luís Iregui y Alejandro Serrano.

En este momento, muchas de las cámaras de los smartphones no tienen nada que envidiarle a una cámara compacta digital, ya con el mismo número de megapíxeles –y a veces superior, porque se da el caso de teléfonos como el Casio CA-01C con 16,3 megapíxeles–, y muchas ya con opción de manejo de flash, ISO y balance de blancos, como la del LG, son una competencia directa a las cámaras digitales. Cabe aclarar que no siempre más megapíxeles significan una mejor imagen resultante.

De hecho, con frecuencia más megapíxeles con un mismo sensor ‘garantizan’ un resultado inferior. El mito de los megapíxeles –a un mayor número, mayor calidad– ya ha sido desmontado.

Pero además está lo que se puede denominar como el efecto Polaroid. ¿Recuerdan la cámara Polaroid? Es aquella cámara que toma fotos de manera instantánea y que las revela y positiviza, es decir, imprime la foto en 60 segundos en un papel especial –de ese papel viene su nombre–. Eso es lo que está sucediendo ahora con las cámaras de los smartphones: no es un simple asunto de tomar la foto, sino que permite el compartirla de manera inmediata.

Muchos usuarios lo que quieren es hacer un registro inmediato de lo que está pasando en su alrededor. Al final las fotos son para registrar la huella de momentos especiales, lugares en los que se ha estado y personas con las que se ha compartido. Ya con estos dispositivos no hay que esperar para conectarse a un computador, bajar las fotos y subirlas a Internet.

Aunque hay muchas cámaras digitales que ya dan la opción de conectarse a Internet y subir la foto desde la misma, como la Sony DSC-G3 Cybershot, pero no son tan populares como los smartphones, que tienen aplicaciones para Twitter, Facebook, Flickr, o las integraciones que permiten a la foto ser enviada a cualquier red, y hasta Instagram para iOS y Picplz para Android, que dan la posibilidad de fotos con efectos de manera creativa.

¿Terminaran las cámaras digitales ante los smartphone ? análisis 2

iPhone 3GS vs. Sony DSC-W110. Fotos: Éricka Duarte y Diana Luque.

Si se observan las dos fotos, la primera fue tomada con un iPhone 3GS y la segunda con una cámara digital compacta Sony DSC-W110. Las diferencias, teniendo en cuenta que el tamaño de la del 3GS es mucho menor, no son muy marcadas (aunque en una foto nocturna la calidad del 3GS dejaría mucho que desear). Y si se compara una foto de iPhone 4S con una de la Fujifilm FinePix S5700, que manejan el mismo número de megapíxeles, las diferencias no aún menores.

¿Terminaran las cámaras digitales ante los smartphone ? análisis 3

iPhone 4S vs. Fujifilm Fineplex S5700. Fotos: Alejandro Serrano y Diana Luque.

Además, hay que tener en cuenta una de las razones por las cuales muchos usuarios prefieren los smartphone: el tamaño. Un teléfono móvil es algo que se lleva a todas partes, mientras que la cámara digital puede muchas veces resultar aparatosa.

Si se compara el peso del iPhone 4S es de 140 gramos, mientras que el de la Fujifilm S5700 es de 306 gramos, la diferencia es evidente. Si se está por la calle y ve algo curioso, siempre será más fácil tomar la foto con el smartphone que con una cámara, aunque de mejor calidad como de las que hablaremos más adelante: la Canon Powershot SX30 que tiene un gran cuerpo o la Sony Nex-5 que aunque es liviana tiene un lente por separado que debe colocarse.

Aunque el tamaño y la mayoría de características técnicas en los smartphones sean una ventaja, no quiere decir que todo es perfecto. Uno de los mayores problemas que existen con una cámara de un smartphone son los colores, pues al no tener gran óptica –hay que dejar de lado al iPhone 4S y unos escasos rivales– el apoyo es digital, por lo que muchas veces las fotos pueden quedar muy lavadas o blancas, y de noche siempre será necesario el flash.

¿Terminaran las cámaras digitales ante los smartphone ? análisis 4

Samsung Galaxy S II y LG Optimus 2X. Fotos: Luís Iregui y Diana Luque.

Pero la foto Polaroid tampoco es perfecta, y eso tiene su encanto. Las cámaras integradas en los dispositivos están empezando a ganar terreno entre la mayoría de usuarios, pero cuando ya hablamos de amantes de la fotografía que tienen un perfil que puede llegar a lo profesional, todo puede variar y la cámara integrada pasa a un segundo plano.

La cámara fotográfica digital: el pequeño laboratorio.

Hay que tener en cuenta que en cámaras fotográficas hay para todos los gustos. En nuestras pruebas tuvimos una de las comunes compactas Sony DSC-W110, de las primeras que suelen tener quienes ya quieren un dispositivo especializado en fotografía, con 7 megapíxeles y zoom de 4X, sencilla de manejar y muy apropiada para comenzar.

Pero evidentemente se puede llegar a tener cámaras con 10x de zoom, como la Fujifilm FinePix S5700, o con muchas más características como 14,1 megapíxeles y 35x de zoom, como la Canon Powershot SX30 IS o la Sony Nex-5 con 16,2 megapíxeles y en este caso, con lente óptico normal de 18-55 mm y la posibilidad de usar otros lentes. La conclusión es que siempre habrá para escoger si de cámaras compactas se trata, y esa es la primera ventaja: hay muchas opciones para cualquier necesidad.

¿Terminaran las cámaras digitales ante los smartphone ? análisis 5

De izquierda a derecha, de arriba a abajo: Sony DSC-W110, FujiFilm Fineplex S5700, Canon Powershot SX30 IS y Sony Nex-5. Fotos: Diana Luque.

Una de las primeras ventajas que se tiene con las cámaras fotográficas digitales es la capacidad de zoom óptico. Aunque algunas de las cámaras de los smartphones vienen con un zoom digital que puede ser útil, la ganancia que le da un zoom óptico es irremplazable, pues no se puede comparar lo que se logra por un medio físico que por un medio digital.

El zoom es lo que hace que muchos utilicen estas cámaras, que no son profesionales sino que todavía tienen un componente de cámara compacta. En eventos como partidos de fútbol o conciertos logran un registro muy cercano de lo que está pasando, aun si se está lejos, algo que muchos aprecian.

También está todo el manejo manual que se puede hacer con una cámara fotográfica. Un ejemplo es lo que se puede lograr con una cámara como la Sony Nex-5, pues además de tener opciones conocidas como la de toma automática, en la parte manual se puede manejar ISO hasta de 12,800, combinaciones de diafragma y velocidad de toma, tomas panorámicas y en 3D y desenfoque manual.

¿Terminaran las cámaras digitales ante los smartphone ? análisis 6

Canon Powershot S30 IS y Sony Nex-5. Fotos: Diana Luque.

Además, las cámaras fotográficas dan la opción de hacer una edición de la fotografía de manera más avanzada, tanto en la cámara como fuera de ella.

No es solo lo que se puede hacer con la luz y el balance de blancos:  el manejo del ruido que genera el movimiento que tiene la FujiFilm S5700, el manejo de colores vivos, hasta por canales verde, rojo y azul de la Canon SX30 o ya el menú de ‘photo creativy’ de la Sony Nex-5 vuelve a quien toma la foto en un creativo. Pero lo que se puede lograr con una fotografía que tiene más de 10 megapíxeles en un formato JPG, sin necesidad que sea con una cámara profesional –que por ejemplo saque una foto en un formato como RAW, que es una forma especial captura de sin pérdida de datos y que permite hacer un proceso digital de revelado-, da para utilizar programas de edición digital como Adobe Photoshop y experimentar.

¿Terminaran las cámaras digitales ante los smartphone ? análisis 7

Sony Nex-5 vs. iPhone 4S. Fotos: Diana Luque y Alejandro Serrano.

Todas esas cosas hacen que si se hace una comparación entre las fotos que da un smartphone y una cámara como la Sony Nex-5, existan desventajas de calidad, pues se puede hacer mucho más con esta última. Las cámaras fotográficas, compactas o más avanzadas, se convierten en un pequeño laboratorio fotográfico: en ellas los usuarios pueden pasar mucho tiempo experimentado hasta llegar a lograr lo que se desee.

¿Terminaran las cámaras digitales ante los smartphone ? análisis 8

Pero esto también tiene un contra: estas cámaras requieren una mayor inversión. Una inversión económica, pues muchas veces si un usuario se entusiasma, va a necesitar una memoria con gran capacidad, estuche y hasta lentes adicionales. Pero también es una inversión de tiempo: aprender a manejar una cámara de estas no se puede comparar con lo inmediato e intuitivo del smartphone, que con pocos clics o toques de pantalla permite lograr las capturas.

En algunos casos esto llega a ser tan complejo que puede desesperar a un usuario. De las cámaras escogidas, la gran mayoría tiene menús complejos que requieren sentarse y explorar las opciones. Y, si lo que desea es capturar el momento, muchas veces este puede escaparse porque no se logró la configuración deseada. ¿Se puede responder a la pregunta inicial? ¿El smartphone está matando a las cámaras digitales?

No es posible dar una respuesta concluyente, pero no se puede negar que las cámaras intregradas a los teléfonos inteligentes están ganando terreno. Siempre habrá amantes y detractores en ambas partes y por ello la pregunta que la mayoría de usuarios deben hacerse es qué desean hacer con la cámara fotográfica. Ninguno de los dos tipos de cámaras derrotará a su rival –al menos por el momento–.  Lo especial del mundo de la fotografía es que con tantas posibilidades, siempre existirán diferentes herramientas para cada uno de los que quieran tomar fotos, capturar instantes y ser creativos.

Fotosy Fuente : ENTER.CO ( Diana Luque Lavado) El contenido de ENTER.CO está licenciado bajo Creative Commons

Relacionadas

¿Sabes que son? ventajas y desventajas de la cámaras fotográficas Híbridas