Windows proporciona la posibilidad de restringir las aplicaciones que los usuarios pueden ejecutar en una estación de trabajo

Para ello, iniciaremos la herramienta de edición del registro de sistema, con el comando “regedit.exe”, desde el menú Inicio/Ejecutar y localizaremos la clave HKEY_CURRENT_USERSoftwareMicrosoftWindowsCurrentVersionPoliciesExplorer. Alli crearemos o modificaremos el valor DWORD “RestrictRun” (sin comillas) con el valor “1” para activar la restricción o “0” para desactivarla. Acto seguido tendremos que definir las aplicaciones cuya ejecución estará restringida ya que por defecto la ejecución de todas estará permitida. Para ello nos trasladaremos hasta la clave HKEY_CURRENT_USERSoftwareMicrosoftWindowsCurrentVersionPoliciesExplorerRestrictRun e introduciremos valores alfanuméricos cuyo nombre serán números consecutivos y como contenido tendrán los nombres de los ejecutables de cada aplicación.