Curiosidades y Artículos

“O adelgazas o no asciendes”

Los policías nepaleses deben perder peso o abandonar toda esperanza de ascenso, según una nueva directiva de las autoridades que tratan de luchar contra la obesidad de los funcionarios que no se mueven de su escritorio.

La policía de Nepal espera así hacer frente al problema tras las quejas de los ciudadanos, que afirman que los agentes pasados de peso no son capaces de realizar correctamente sus funciones.

"Cuando están gordos, parecen inútiles y es evidente que la percepción de ellos por el ciudadano no es positiva. No confían en ellos", resumió el jueves un portavoz de la policía, Bigyan Raj Sharma, y añadió que se realizarán exámenes físicos anuales para evaluar los progresos.

"Los agentes que suspendan se verán privados de promociones y serán trasladados a puestos con menor remuneración", aseguró a la AFP, considerando que esta profesión "demanda estar alerta y siempre en buena forma física". Según R. Sharma, la iniciativa es fruto de un estudio realizado entre los ciudadanos por el secretariado del inspector general de la policía.

Cada uno de los 56.000 policías de Nepal recibirá una hoja de ruta personalizada con un objetivo de índice de masa corporal para ayudarles a guardar la línea. Además, se programarán varias sesiones de gimnasia y yoga. Según R. Sharma, los funcionarios que trabajan en las oficinas son los más propensos a sufrir obesidad. "Hay agentes que trabajan 18 horas al día en Katmandú. Debemos reducir su jornada laboral para el entrenamiento físico".