Un inventor británico creó una carcasa para celular biodegradable que si es plantada, a los dos meses brota de su interior una planta de girasol.

Se estima que alrededor de 1.800 teléfonos celulares se venden por día en el Reino Unido. El producto se encuentra en exposición en el Museo de Ciencias de Londres y estará en el mercado a finales de 2006.