Barcelona.-  Llamar "hijo de puta" al jefe no es motivo de despido, según una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, que ha revocado una sentencia anterior que consideraba el despido por esta razón procedente. Ahora la empresa deberá readmitir al empleado o indemnizarlo con 6.483 euros.

El 14 de enero de 2008, el gerente de la empresa y un trabajador discutieron sobre el abono de unas dietas y éste último dijo: "Este hombre está loco". Algo que confirmó durante el juicio la secretaria. Al día siguiente, volvieron a discutir y el trabajador llamó al gerente "hijo de puta".

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya asegura que la "degradación social del lenguaje ha provocado que las expresiones utilizadas por el ahora recurrente sean de uso corriente en determinados ambientes, especialmente en el marco de discusiones".
Fuente: 20 Minutos