(foto)Google inicia el año desafiando a Apple con su primer móvil 0Schmidt fotografía a los periodistas con su móvil, en Sun Valley (Idaho).

 

Apple y Google han empezado el año en pie de guerra. Durante años formaron una de las alianzas más sólidas y fructíferas del mundo tecnológico, veían en Microsoft el enemigo común al que hacer frente. Uno aportaba el hardware y el software y el otro el buscador y las aplicaciones. Por compartir, compartían hasta directivos. Pero en un sector tan dinámico y en constante transformación llegó un punto en que los intereses de Apple y Google entraron en conflicto. Pronto saltaron las alarmas, y el divorcio llegó el verano pasado con la salida de Eric Schmidt, consejero delegado del gigante de Mountain View, de la junta directiva de la compañía de la manzana. Ahora Google amplía su desafío con un móvil, Nexus One, destinado a competir con el iPhone.
El duelo entre ambos titanes había empezado un par de años antes con la primera incursión de Google en dominios que hasta entonces eran propiedad exclusiva de Apple. El último frente abierto ha llegado con el nuevo año. En los próximos días se materializará el anunciado lanzamiento del Nexus One. Sin duda toda una declaración de guerra de Google, que prueba que sus jefes no están dispuestos a dejar todo el pastel del negocio de los smartphones al iPhone de su antiguo aliado

.

NAVEGADORES / Ahora la batalla por conquistar terrenos del contrario ha dejado de ser un secreto a voces, pero cuando en noviembre del 2007 la firma que preside Schmidt lanzó al mercado Android, su sistema operativo para dispositivos móviles, la lucha de poderes no era tan evidente. Casi un año después apareció en el horizonte el navegador de internet Chrome, que por momentos ha llegado a superar a Safari, impulsado por Apple, aunque ambos siguen sin poder hacer sombra al omnipresente Explorer de Microsoft.

MURALLA INFRANQUEABLE / El verano pasado, solo unos días antes de que la cabeza visible de Google saliera definitivamente del consejo de administración de Apple, la compañía de Cupertino anunció por sorpresa su decisión de eliminar de un plumazo todas las aplicaciones que estuvieran basadas en la tecnología de Google Voice, nuevos nubarrones que venían a confirmar la muralla infranqueable que se estaba interponiendo entre ambas firmas.
El penúltimo frente abierto llegó hace menos de dos meses con el lanzamiento de Chrome OS, un nuevo sistema operativo con el que Google quiere plantar cara a sus dos rivales y promete revolucionar en el futuro el apasionante mundo de los ultraportátiles. Algunos fabricantes como Acer o Dell ya han anunciado que están preparando nuevos net-
books
con esa opción de sistema operativo, y se espera que estén disponibles a partir del segundo semestre del año.
Ahora debería ser el turno para que los inventores de Steve Jobs muevan ficha en esta particular partida de ajedrez entre dos de los gigantes de Silicon Valley. Lo que está claro es que a estas alturas ya nadie pone en duda de que la rivalidad entre Mountain View y Cupertino no ha hecho más que empezar. Habrá que ver quién termina imponiéndose en una guerra que promete seguir dando muchos titulares en los próximos años.