Actualidad

Fotografías con toda la resolución HDR para todos

Fotografías con toda la resolución HDR para todos 0

A menudo, no somos conscientes de la capacidad del ojo humano en cuanto a enfoque, profundidad de campo y rango dinámico. Sin embargo, cuando utilizamos una cámara de fotos, por muy buena que sea, nos vemos obligados a utilizar trucos (iluminación o retoques) para conseguir efectos similares a lo que estamos acostumbrados a ver. En este artículo te contamos todos los secretos de uno de ellos: las imágenes de alto rango dinámico, que te permitirán conseguir fotografías surrealistas o con un colorido e iluminación espectaculares.

 

 

EL RANGO DINÁMICO ES EL ESPECTRO DE TONOS QUE UN DISPOSITIVO (cámara de fotos, vídeo o incluso el ojo humano) es capaz de apreciar en una misma imagen. Dicho de forma más sencilla es la diferencia entre el color más claro y el más oscuro que aparecen en una imagen.
En función de parámetros como la calidad del sensor, la sensibilidad utilizada y la exposición se consiguen mejores resultados o peores pero las limitaciones incluso de las mejores cámaras, comparadas con nuestra visión, hacen necesarias estas técnicas si se quiere obtener un rango dinámico como el que nos ofrecen nuestros propios ojos.
Sin embargo, las fotografías realizadas con HDR (High Dynamic Range; Alto Rango Dinámico) a menudo se utiizan para exagerar el efecto y conseguir así resultados sorprendentes y a veces hasta surrealistas.
Exposición e iluminación
Al realizar una fotografía lo que captamos es la luz que reflejan los objetos y que llega al objetivo de nuestra cámara. En función de la cantidad de luz que llega al sujeto fotografiado, de la apertura y de la exposición, los objetos nuestra fotografía tendrá un aspecto más blanco o más negro con sus colores o tonos intermedios. Dependiendo de la exposición calculada para captar bien las zonas más o las menos iluminadas es posible que el resto no quede como nos gustaría. O por lo menos como nuestro ojo lo ve. En fotografía tradicional eso se soluciona iluminando las zonas que quedan oscuras para que no lo estén tanto con una luz denominada “luz de relleno”.
HDR
La fotografía de alto rango dinámico lo que hace es fusionar varias fotografías convencionales, realizadas con diferentes exposiciones, permitiendo así captar una mayor gama de tonos. Utilizando la información aprovechable de cada una de las exposiciones se forma una nueva imagen en la que no se pierde información por estar demasiado o demasiado poco expuesta.
Los resultados son de lo más variable ya que es posible crear fotografías que se acerquen a lo que nuestros ojos nos tienen acostumbrados pero también es posible oscurecer las zonas claras para no perder detalle e iluminar tanto las zonas oscuras que los resultados son en muchos casos casi psicodélicos.
Así es como se consiguen estas fotos
Una vez conocida la teoría, llevarla a la práctica es sumamente sencillo. Se trata de hacer una secuencia de fotografías desde un mismo sitio (preferiblemente con trípode) con diferentes exposiciones para conseguir abarcar la mayor cantidad de información.
A partir de ahí hay numerosas opciones en el mercado para poder tratar el conjunto con mayor o menor precisión y detalle. Con todas estas herramientas lo que se hace es fusionar la información de todas ellas utilizando los datos que no se han perdido en cada una, en las fotos más oscuras (casi negras) se aprovecharán las zonas más claras y en las claras lo contrario.
HDRtist
Como sucede en casi todos los campos del software, hay aplicaciones para todos los gustos y necesidades. HDRtist se podría considerar como una buena forma de adentrarse en el mundo del HDR para usuarios que tengan pocos conocimientos, pocas necesidades o sencillamente poco presupuesto para dedicar a esta técnica.
La forma de trabajar en HDRtist es tan sencilla como arrastrar las imágenes
y a partir de ahí controlar la intensidad del HDR con un sencillo manejador hacia la derecha o izquierda en función de lo que se quiera exagerar el efecto HDR.
Al añadir fotografías la aplicación la alinea automáticamente y en caso de no hacerlo bien, es posible pedirle mediante un botón que las alinee otra vez. Sin embargo no es posible hacer- lo manualmente en caso de no haber conseguido la aplicación un resultado convincente.
Se podría decir que esta aplicación es a la fotografía HDR como las cámaras compactas automáticas son a la fotografía digital. Un primer paso para investigar en ese campo y averiguar si nos gusta o no. Por el precio que tiene cumple con esa función pero en ningún caso dejará satisfecho a un usuario que pretenda extraer más jugo a esta técnica. También se hace patente que esta aplicación está destinada a usuarios noveles en cuanto que cuando trabaja con archivos algo pesados se hace realmente lenta en el proceso.
Si el trabajo con varios archivos a un mismo tiempo y a menudo de gran tamaño suele hacer que los equipos tengan que esforzarse por no hacernos esperar, en el caso de HDRtist las esperas son realmente largas.
Photomatix Pro
El público objetivo de esta aplicación es un sector bastante especializado e incluso profesional. En una paleta flotante que incluye pestañas desplegables para un uso más cómodo, ofrece al usuario la posibilidad de manejar aspectos como la fuerza, luminosidad, punto blanco y negro, temperatura de color, control de luces y sombras, etc. Una ventana realmente completa en la que además se agradece una pestaña de ayuda en la que se muestra una explicación de cada función al pasar el cur- sor sobre ésta.
Esto hace que la paleta de control de Photomatix,que es sin duda la más completa de las analizadas, no resulta difícil de utilizar. En todo momento muestra un histograma del resultado visible por canales que ayudará a los más técnicos a conseguir los resultados deseados.
Photomatix Pro permite también realizar procesos automatizados en lotes para trabajar con grandes cantidades de imágenes así como plug-ins para Photoshop y Lightroom. La forma de trabajar con grandes cantidades de imágenes es bastante sencilla aunque no por ello poco concreta.
Por una parte es posible seleccionar la carpeta de donde obtener el material y a continuación decir a Photomatix que selecciones grupos de fotos de 3, 4, 5, etc., o bien que utilice los valores EXIF de fecha y hora para hallar cuáles de las fotos pertenecen a un mismo grupo.
Para esto es posible definir la diferencia de tiempo que se considerará que pertenece a una misma serie y a partir de cuanto se considerará que es una secuencia nueva. La selección y manejo de material es uno de los puntos fuertes de este programa.
En la web del fabricante es posible encontrar diferentes versiones más sencillas o más profesionales y versiones para utilizar desde Photoshop o Aperture.
Hydra HDR
Una de las aplicaciones más conocidas para crear HDR en Mac OS X es sin duda HydraHDR. Bien como aplicación independiente o como plug-in para Aperture o Lightroom, esta aplicación permite crear este tipo de imágenes con una sencillez asombrosa. Con una interfaz que une sencillez y estética, tiene una excelente integración tanto con las aplicaciones profesionales como con el sis- tema operativo o con el propio iPhoto.
Por la forma en que se trabaja con Hydra podría parecer casi que se trata de un juego más que de una aplicación de fotografía. Con un entorno convertible en 3-D (simplemente como adorno estético ya que no aporta ninguna funcionalidad), los controles de HydraHDR le sitúan en un escalón intermedio-bajo ya que no es una aplicación que haga todo de forma automática (si se quiere sí puede hacerlo) sin dejar al usuario su parte creativa, pero tampoco tiene un excesivo número de parámetros para definir el resultado final.
Como elemento diferenciador del resto de aplicaciones, Hydra HDR per- mite navegar por una ventana de medios más propia de Mac OS X que de una aplicación y de hecho resulta algo confu- so que entre estos medias se encuentre un icono de música con el que navegar por la librería de iTunes y uno de vídeo para hacer lo mismo con iMovie.
Como es lógico no es posible traba- jar con estos archivos en la creación de fotografía HDR y por ello da un poco la sensación de haberse aprovechado partes de otras aplicaciones.
Dynamic PhotoHDR
Las sensaciones que aporta esta aplicación son un poco contradictorias ya que si bien en un principio las ventanas de importación y la interfaz antes de empezar a trabajar son sin duda los menos atractivos de todos los analizados, el pro- ceso posterior al trabajar es de los más sencillos e intuitivos sin renunciar por ello a ningún control.
La aplicación divide el trabajo en dos pasos bien diferenciados. En primer lugar y una vez importadas las imágenes, muestra una ventana de alineación en la que de forma muy sencilla mediante marcas de referencia y unos manejadores de estilo potenciómetro, alinear las imágenes es cuestión de segundos. Lo curioso es que permite utilizar diferentes referencia y alinear cada una por separado formando una malla deformable. Así es posible alinear perfectamente imágenes en las que las cosas no estén situadas en el mismo
mostrar la verdadera potencia de la aplicación.
En este segundo paso (que engloba varios pasos en sí mismo) es cuando el usuario define los clásicos parámetros de brillo, efecto dramático, radio del efecto, suavidad, etc. Sin embargo no termina ahí la cosa. A las herramientas más o menos comunes a todas las aplicaciones de este tipo, Dynamic PhotoHDR añade otras como las de conjuntar colores con cuadros de estilos predefinidos, iluminación artificial en 3-D, mezclador de canales o un potente sistema de corrección de color.
Otra de las herramientas que hacen que esta aplicación sobresalga de las demás es la posibilidad de pintar con la luz de forma que con un pincel se puede ir pintando con más oscuridad o luz según se prefiera. También permite trabajar en modo lote.
Conclusión
Tanto para el aficionado a la fotografía como en el caso de los fotógrafos profesionales, es posible que en alguna vez se necesite o sencillamente se quiera experimentar con la fotografía de alto rango dinámico con el objeto de conseguir más calidad en las imágenes.
Actualmente hay muchas alternativas y desde luego para todos los gustos y presupuestos. En cualquier caso los resultados dependerán no sólo de la aplicación seleccionada para realizarlos sino también de los conocimientos de la utilización de ésta y sobre todo de la calidad y cantidad de originales con los que se trabaje.

Algunos Tips y consejos:

Falso HDR
La funcionalidad de la fotografía HDR es la de extraer más información de la que una sola foto- grafía puede contener por la propia limitación del sensor con el que está hecha. Por ello es necesario emplear más de una fotografía en el proceso o en el caso del RAW más de un revela- do con diferentes exposiciones.
Sin embargo también es posible conseguir efec- tos parecidos al HDR real a partir de una sola foto siempre teniendo en cuenta las limitaciones de cada imagen y del formato en que se hayan guardado.
Photoshop incluye dicha capacidad desde hace ya algunas versiones y que permiten obtener resultados satisfactorios a partir de una sola imagen utilizando para ello la herramienta de ajuste de sombras y brillos y llevando sus parámetros al extremo. En esta última versión (CS5) han incorporado una nueva opción específicamente para ello. Con el uso de los tonos HDR es posible manejar una sola fotografía con los mismos parámetros que si de un HDR real se tratase. Como es lógico, los resultados no pueden ser tan buenos pero si se parte de un buen original será suficiente para más de un usuario.
Conviene prestar especial atención en este tipo de efecto a los artefactos de compresión ya que es relativamente fácil que se aprecien demasiado al aclarar las sombras.

Consejos para
hacer un buen HDR

Independientemente de la aplicación que final-mente utilices para crear tus fotografías de alto rango dinámico hay algunos puntos que deberías tener en cuenta a la hora de hacerlo:
1 SI PUEDES, DISPARA EN RAW. No sólo contiene mucha más información de color
sino que también conserva mucho más detalle.
2 UTILIZA UN TRÍPODE. A pesar de que algunos de estos programas incluyen características muy potentes de alineación de las fotografías, la verdad es que si te es posible utilizar un trípode siempre te facilitará las cosas.
3 DISPARO REMOTO. A pesar de utilizar un trípode, la menor vibración puede hacer que te aparezcan efectos de fantasma en los bordes. Si puedes, utiliza un disparador remoto.
4 HORQUILLEA. Después de los dos consejos anteriores es imprescindible decir que es preferible no tocar la cámara ni para disparar, lo mejor es hacer un horquilleo (bracketing) para hacer las fotos subexpuestas y sobreexpuestas
necesarias para el HDR.
5 RÁFAGAS. Si no te es posible utilizar un disparador remoto te puede ayudar un buen disparo en ráfaga. Tanto si tienes una gran cámara o algo más modesto los disparos en serie harán que el desplazamiento tanto de la cámara como de los objetos que puedan moverse sea lo
menor posible.
6 MÚLTIPLES REVELADOS. Si el sujeto no es inanimado (personas, animales, el mar, etc.) dispara un RAW y haz varios revelados con
distintas exposiciones.
7 UTILIZA VALORES ISO BAJOS. Ayudarán a reducir el ruido y crearán imágenes mucho
más suaves.
8 DISPARA TODAS LAS IMÁGENES CON LA MISMA APERTURA. La apertura del diafragma define la profundidad de campo. Si alguna de las fotografías de la serie tiene distinta profundidad de campo que otra el resultado lo achacará. Para conseguir diferente exposición cambia de
tiempo de exposición.
9 VIGILA EL CONTRASTE. Las escenas con mucho contraste o con objetos brillantes
o reflectantes suelen ofrecer grandes resultados.
La enorme cantidad de controles de la paleta de Photomatix Pro es muy fácil de utilizar gracias a su sistema de ayuda en tiempo real disponible en la misma paleta.
este tipo de fotografía es la de proporcionar placer al que lo hace. Si te lo pasas bien se notará en tus obras.

 

Sigueme en twitter @diginota