El vello corporal según estudio  es una ventaja de la evolución humana contra los parásitos 0La evolución humana conservó los vellos en el cuerpo para protegerlo de los parásitos e insectos. Según esta teoría, el pelo es una barrera contra microorganismos.
Un grupo de científicos de la Universidad de Sheffield, Reino Unido, dirigidos por Michael Siva-Jothy, seleccionaron a 19 hombres y 10 mujeres para probarlo. A cada uno de los participantes les afeitaron uno de los dos antebrazos. Después, los voluntarios tuvieron que cerrar los ojos mientras  les ponían cinco chinches de cama en ellos. Su tarea era informar si sentían a los intrusos en la piel. Los investigadores identificaron ese momento como ‘detección del parásito’. Además de eso, los británicos registraron el tiempo que las chinches tardaron en empezar a chupar sangre.
Los resultados de la prueba son los siguientes: la detección de los microorganismos en un antebrazo afeitado es tres veces menor que en uno con vello. Lo curioso es que los insectos necesitaron un 30% de más tiempo para empezar a chupar sangre en un antebrazo no afeitado.
Con estos datos, los científicos concluyen que la naturaleza conservó la vellosidad en el cuerpo humano como protección contra los insectos (garrapatas, chinches, piojos) y no tanto para protegerlo contra el frío. Tal vez por eso los humanos tienen la vellosidad menos densa que otros homínidos, pero esta no desapareció completamente