Actualidad

Cómo hacerse famoso y humillar a YouTube en tres horas

Nada es tan normal y a la vez tan especial como un día de tu propia vida. Todo depende de lo que hagas con él. Por eso me fascina la historia de Feross Aboukhadijeh, que ha pasado de ser un absoluto desconocido a convertirse en héroe de 'techies' de medio mundo, aparecer en el Washington Post, salir en la Wikipedia y ser tentado laboralmente en público y vía Twitter por el CEO de YouTube. Su vida ha cambiado en un par de días gracias a unas pocas horas de inspiración. Durante ellas, creó YouTube Instant, un buscador en tiempo real de vídeos en el que los resultados aparecen sin esperar a que termines tu consulta.

Todo empezó el miércoles pasado, cuando Google anunció Instant Search, una mejora de su buscador que permite ir viendo qué han buscado los demás seres humanos mientras tecleas tus propias palabras. El jueves, Feross apostó con su compañero de cuarto de la universidad de Stanford a que él podía hacer algo parecido pero con YouTube y en una sola hora. Tardó tres (cinco si se cuenta el tiempo que tardó en dejarlo bonito). Perdió la apuesta. Dejó en ridículo la estructura de YouTube, que pertenece a Google, y que sería incapaz de hacer algo así en tan poco tiempo, como casi todas las empresas que empiezan con chavales como Feross y que acaban anquilosadas por el peso de su propio crecimiento.

[Inciso: se ve que esa es una de las diferencias entre las universidades de EEUU y las nuestras. Aquí si te toca compartir cuarto tu compañero te obligará a ir de parranda cada noche. Allí, parece que no te dejará en paz hasta montar Facebook]

Tras terminar, lo publicó en su Facebook, donde hace prácticas como programador. La historia se volvió imparable el viernes. Como él mismo cuenta en su blog:

"Después de actualizar mi estado, me fui a dormir. Me levanté el viernes por la mañana con una bandeja de entrada llena de felicitaciones por YouTube Instant, mandándome enlaces a la cobertura de los medios y siendo compartido por miles en Twitter y Facebook. El Washington Post me llamó para hacer una entrevista, Venture Beat puso mi foto en su página principal y Mashable escribió una historia de portada… dos veces. YouTube Instant también fue portada en All Things Digital y en la home de Hacker News tres veces. El CEO de YouTube Chad Hurley incluso me preguntó si quería un trabajo… ¡por Twitter!"

YouTube Instant ha conseguido 270.000 visitantes en tres días y se ha convertido en un Trending Topic inmediato, más que el resto de mashups nacidos a la sombra de Google Instant, como Instant Maps, iTunes Instant, Instantise o Instant Images. El creador de este último ha dejado un sutil mensaje a Google en mitad de su invento: "Por cierto, Google ¡estoy buscando trabajo yo también!", dice. Y lo acompaña de un enlace a su Twitter. (Quizá sea una nueva tendencia en búsqueda de empleo. Estaremos atentos).

Instant
 

 

Creo que Feross ha acertado justo en el centro del asunto. La obsesión de los últimos meses por las búsquedas instantáneas y la información en tiempo real es hija de los tiempos locos en los que vivimos, donde la información es inflamable e inmensa, como un mar de gasolina donde cualquiera puede arrojar una cerilla. Donde un programador de Stanford que avergüenza y asombra a una gran empresa, un pastor de una diminuta congregación con un Corán en la mano o una familia mentirosa que dice que su hijo está en un globo pueden  alterar medio mundo en cuestión de horas.

Hace tiempo ocurrían las mismas cosas, pero no nos enterábamos. Después, nos llegaban unos días más tarde. Ahora podemos ser conscientes de todo, al momento. Quizá con el tiempo aprendamos, como Feross, a usarlo en nuestro beneficio.

PS: Este blog, Trending Topics, ha cambiado de manos. La gran Sofía Ruiz de Velasco lo deja para dedicarse a otros asuntos tras haber legado a la posteridad posts memorables como El beso de Iker: ¿una machada o el triunfo del amor?, Escándalo: los jugadores de fútbol son todos gays o Así comí en el mejor restaurante del mundo (cuando aún no lo era). La echaremos de menos.

Via el pais.es