Cómo hacer

Cómo acelerar Windows 7 y Vista

Cómo acelerar Windows 7  y  Vista 0

 

Si tu Computador es lento con Windows Vista o 7, se puede deber a un sinfín de razones, las cuales pasan por el propio equipo, la cantidad de memoria, velocidad de disco o tarjeta gráfica. El software también puede tener que ver. Si ejecutas programas que consumen muchos recursos y lo haces mientras mantienes otros abiertos, te vas a desesperar. Lo cierto es que Windows 7 funciona mejor que Vista, pero ambos se pueden optimizar.

 

La interfaz del sistema operativo consume muchos recursos del sistema pero no parece que eso preocupe a los usuarios. Con un equipo justo de recursos, se puede conseguir trabajar con programas pesados que consumen mucha memoria sin que se nos ralentice el equipo. Para ello basta con reducir los componentes meramente estéticos que utiliza Windows para «deslumbrar» a los usuarios.

 

Si accedes al Panel de control, localiza y pulsa sobre el icono Información y herramientas de rendimiento. Una vez que tengas la ventana de este programa abierta, localiza en la esquina superior izquierda la opción Ajustar efectos visuales. También puedes acceder a estas opciones del sistema operativo, desde la casilla para realizar búsquedas. Escribe sobre ella Systempropertiesperformance y entras directamente en la ventana de Opciones de rendimiento. (Esto está comprobado en Windows 7 y Windows Vista Ultimate edition, por lo que si no te funciona, quizá tengas una versión diferente de sistema operativo).

Cómo acelerar Windows 7  y  Vista 1

Una vez en la ventana, comprobarás que Windows por defecto trae activadas todas las opciones de efectos visuales que tanto gusta a los usuarios. Si activas la opción Ajustar para obtener una mayor rendimiento, verás cómo el sistema operativo desactiva la mayor parte de las opciones o incluso todas y el aspecto de tu sistema cambiará en unos segundos. Ahora no será tan llamativo, pero te aseguro que será mucho más rápido.

Cómo acelerar Windows 7  y  Vista 2

Si no notases cambios en el rendimiento de tu ordenador, puede que tu ordenador esté demasiado justo de recursos o incluso por debajo del mínimo recomendado. Si es tu caso, comprueba las características. A lo mejor necesitas invertir en alguna ampliación.