Amorios y Sexo en la oficina con tu jefe… 0Estudios indican que trabajar en exceso puede atrofiar el cerebro, lo cual conlleva al bajo rendimiento de los empleados; por ello, el sexo en la oficina parece ser un aliciente a la gran carga laboral.

De tal forma, el sexo de oficina es una de las fantasías más recurrentes, sean solteros o casados. Tener relaciones en la sala de juntas o en el departamento de copias, es algo que más de uno ha hecho o deseado.

Sin embargo, el asunto cambia cuando hablamos de tu jefe o jefa, pues no es cualquier persona, ya que representa una figura de autoridad y de él o ella depende, en gran medida, tu futuro profesional.

Al respecto, el sitio Educasexo.com, comenta que el trabajo es el lugar propicio para que surjan enredos sexuales; siendo el jefe, la figura de poder que llega a causar más atracción.

En una encuesta hecha por newwomancom.uk a 2 mil mujeres, 20 por ciento dijo estar preparada para mantener relaciones sexuales con su jefe “sin importarles si les gustaba o no, si esto representaba un ascenso seguro en su carrera”. Además, dos de cada 10 mujeres han tenido relaciones sexuales con su jefe y el 15 por ciento de éstas terminó casándose con él.

Cabe señalar que el estado civil del jefe o el empleado es importante, pero no es lo primordial, ya que no hay diferencia entre una relación ordinaria donde uno esté comprometido, es decir, la infidelidad existe sin importar el cargo o relación laboral.

En este sentido, el free puede ser una opción si están de acuerdo ambos, ya que en estos casos suele pasar que uno de los dos se enamora, y si el otro está con alguien más, la relación se torna muy complicada; sobre todo, cuando se exige algo más formal.

Por su parte, el sitio Hoymujer.com, dice que salir con el jefe no es algo bueno, ya que en el peor de los casos perderías el empleo si no accedes a sus insinuaciones. Por otro lado, la imagen estaría en jaque, pues señalarían que gracias a “tus actividades extracurriculares” conseguiste lo que tienes. Para evitar lo anterior, es necesario ser discreto (a).

Y si ya decidiste involucrarte en una situación de este tipo, será necesario que tengas cuidado de no ser la comidilla del trabajo, siendo profesional en todo momento, aunque la relación sea formal y de dominio público.

Bajo este tema, el libro Sex and Businees de la sexóloga norteamericana Shere Hite, recomienda que una vez que estén en la alcoba, se olviden de las jerarquías. Así lograrán tener un equilibrio en la relación.

¿Has fantaseado con tener relaciones con tu jefe?