Ya hay un millón de infieles en la red  para encuentros sexuales extramatrimoniales: Gleeden.com 0

Al parecer son ya 1.000.000 los ‘pecadores’ infieles que parecen haber mordido de la manzana prohibida, o al menos ese es el número de inscripciones que ha alcanzado tras dos años de vida la red por excelencia para encuentros sexuales extramatrimoniales: Gleeden.com.

La red social infiel por excelencia se fundaba en septiembre de 2009 con el fin de proponer una ‘plataforma de alta gama para tener encuentros extraconyugales con total discrección’. Según su co-fundadora, Teddy Truchot: “Con un millón de miembros, podemos afirmar que Gleeden realmente responde a una necesidad.”

¿Cómo es esa necesidad de infidelidad en números?

Según los datos recogidos por Gleeden.com sobre los usuarios de su site, personas de ambos sexos con una edad comprendida entre 30 y 50 años:

  • El 37% son mujeres que buscan un momento de seducción
  • El 63% son hombres
  • El 91% de los inscritos son personas casadas o en pareja
  • El 9% son solteros, a menudo separados o divorciados
  • El 11% busca relaciones homosexuales o bisexuales

Sus fundadores, Teddy y Ravy Truchot, ambas mujeres, quisieron investigar también sobre el perfil de ‘la mujer Gleeden’*, para reflexionar y analizar los motivos que llevaban a estas a inscribirse en una red sociales de relaciones extraconyugales:

  • El 68% de las mujeres casadas afirman aburrirse en la cama con su esposo.
  • El 58% dijo que su matrimonio puede sobrevivir sin sexo.
  • El 45% piensa que el flirteo es terapéutico.
  • El 68% de ellas afirman que la infidelidad es el secreto de la longevidad de su pareja.

El éxito de la infidelidad

Un millón de usuarios es, sin duda, un número apreciable de infieles. Según Teddy Truchot: “Nuestro éxito va de la mano de un nuevo fenómeno social. Estamos lejos de falsas pretensiones, la infidelidad ha existido siempre, nuestra plataforma reúne a miles de personas que se otorgan momentos de libertad y responden a sus deseos”. ¿Y en cuánto a la moralidad? Según las hermanas Truchot está claro: “Tener una aventura no significa poner en duda su matrimonio, pero es necesario buscar aquello que necesitamos, es un tiempo para escapar.”

*Estudio realizado entre 2000 mujeres en mayo de 2011 por Gleeden.