Actualidad

Un Oleo de Picasso es la pintura más cara del mundo

El óleo Desnudo, hojas verdes y busto

El óleo Desnudo, hojas verdes y busto, de Pablo Picasso, de 1932, se convirtió el martes en Nueva York en la obra de arte más cara que se haya vendido en subasta en la casa Christie’s luego de que fuera adjudicada por un precio de $106.5 millones.

La pintura de Marie-Therese Walter, una amante del artista español, realizada en 1932, tardó nueve minutos en encontrar un comprador en la sede neoyorquina de la casa de subastas dispuesto a pagar la millonaria cifra.

Hasta ahora el récord en subasta para una obra de arte lo ostentaba L’Homme qui marche I, una de las esculturas más icónicas del suizo Alberto Giacometti (1901-1966) y que fue vendida por $104.3 millones en Londres el pasado febrero.

La de Picasso era una de las piezas estelares de la velada que Christie’s dedicó el martes al arte impresionista y moderno, y el precio de venta superó las previsiones de la casa de subastas, que consideraba que el óleo podría alcanzar un precio de entre $70 millones y $90 millones.

 

La pintura, de 162 centímetros de ancho y 130 de alto, y con vivos tonos azules, rosas y verdes, fue concluida el 8 de marzo de 1932, durante un periodo muy creativo del pintor malagueño.

La obra formaba parte de la colección de arte que a lo largo de los años crearon Sidney Brody, reconocido promotor inmobiliario de Los Angeles y su esposa Frances, y que estaba considerada como una de las mejores de arte moderno en manos privadas en Estados Unidos.

Frances Lasker Brody adquirió la pintura en los años 1950. Parte de las ganancias de la venta serán destinados a la Biblioteca Huntington, Colecciones de Arte y JArdines Botánicos en San Marino, California, de cuya junta era miembro.

Las pujas comenzaron en $58 millones de dólares y en pocos minutos quedó patente el interés que tenía la obra para los potenciales compradores que acudieron a la sala de subasta o que participan por teléfono.

Con rapidez y a base de alzas incesantes de $1 millón por cada nueva puja, las apuestas superaron pronto los $80 millones y los $90 millones hasta que un comprador que pujaba por teléfono se la adjudicó por $106.5 millones.

Esta primera venta de primavera de arte impresionista y moderno incluye también obras destacadas de Alberto Giacometti, Henri Matisse, Georges Braque y Henry Moore, que se prevé podrían adjudicarse también por cifras millonarias.

Por NUEVA YORK

EFE