Más problemas de privacidad para Google. Algunas de las aplicaciones más populares de la plataforma para móviles de Android (Google) comparten datos privados de localización y identificación de sus usuarios sin advertirles, según un estudio llevado a cabo por investigadores del laboratorio de Intel en Estados Unidos en colaboración con las universidades de Duke y Penn State.

Los científicos han desarrollado TantaDroid, que permite identificar qué datos se recolectan. Con este programa rastreador han analizado 30 de las 358 aplicaciones más descargadas de la tienda Android y concluyen que el 15% del total incurre en estas prácticas. Una de ellas, por ejemplo, envia datos desde que se instala en el móvil y sin que se haya ni tan siquiera abierto la aplicación.

 

TaintDroid también ha detectado que siete de estas aplicaciones comparten identificadores únicos del terminal, el llamado IMEI, cuando envían los datos. Otras, en cambio, suministran números de teléfono o números de serie de la tarjeta SIM.

Los investigadores aseguran que si bien la mayoría de aplicaciones piden permiso al usuario para compartir este tipo de información, no especifican suficientemente qué se hará con los datos recopilados ni con quién se compartirán.

Por otro lado, Google ha triplicado el número de países donde los desarrolladores podrán vender aplicaciones para Android. En total son 29 y en los próximos meses se amploiará a 32, según informa el blog Mashable.