Un nuevo robot japonés cumple funciones de perro guardián y sirve para decorar la casa.

A primera vista el robot causa más gracia que otra cosa. Parece un ojo del tamaño de un melón sobre ruedas, que brilla en colores como el violeta, azul y naranja.

El nuevo Roborior sirve de decoración interior o como un perro guardián porque tiene una cámara digital, sensores infra-rojos y capacidad para conectar un teléfono con video – para notificar al dueño de la casa si entró un intruso.

El robot cuesta 2.600 dólares y se puede manejar a control remoto hacia la derecha, izquierda, arriba y abajo. Los botones ajustan también el ángulo de la cámara digital.
Roborior saldrá a la venta en Japón en noviembre o diciembre.

Funciona con el teléfono con video de tercera generación del servicio de telefonía celular de Japón NTT DoCoMo Inc. y se puede conectar al televisor.

Fue diseñado por Paul White, que trabajó en el diseño de las portadas de los discos de la cantante Bjork. Roborior está diseñado como una lámpara de piso pero también funciona como una forma de alarma.

"Este es un robot que verdaderamente puede ser utilizado en una casa", dijo el miércoles Yuji Kawakubo, un vocero de Roborior. "Está inspirado en las medusas, el tipo de criatura que se comunica a través de la luz".

Se llamó Roborior porque es la conjunción de dos palabras: "Robot" y la palabra "Interior".

Roborior es una buena idea para padres que están trabajando y necesitan vigilar a sus hijos o a sus padres ancianos, porque pueden apretar los botones de emergencia para pedir auxilio, dijo Kawakubo.

Tmsuk ya fabricó un robot de seguridad con cuatro patas, similar a un perro y casi del mismo tamaño que se vende por 18.000 dólares. Pero la empresa, que opera desde la ciudad de Kyushu, en el suroeste de Japón, quería construir un robot más pequeño para armonizar mejor con la casa.

fuente: roborior.com