Actualidad

Quistes… Ovaricos

Quistes… Ovaricos

Un quiste es una cavidad llena de líquido. En la mayoría de los casos, un quiste en el ovario no causa daño y desaparece espontáneamente. La mayoría de las mujeres tiene alguno de éstos alguna vez en la vida. Rara vez los quistes son cancerosos entre las mujeres menores de 50 años. Los quistes a veces duelen, pero no siempre.

Con frecuencia, una mujer descubre que tiene un quiste cuando se le hace un examen pélvico.

Si está en edad fértil o después de la menopausia, si no tiene síntomas y tiene un quiste lleno de líquido, puede optar por controlarlo. Es posible que necesite cirugía si tiene dolor, si ya pasó la menopausia o si el quiste no desaparece. Las pastillas anticonceptivas pueden ayudarle a prevenir la formación de nuevos quistes.
Un problema de salud que puede incluir quistes ováricos es el síndrome de ovarios poliquísticos (SOP). Las mujeres con SOP pueden tener altos niveles de hormonas masculinas, tener menstruaciones irregulares o no tenerlas y presentar pequeños quistes ováricos.

Quistes… Ovaricos 1

Existen diferentes tipos de quistes aqui los tienen

Quiste de ganglio (articulaciones y tendones de pies y manos)
Quiste ovárico (ovarios, funcionales y patológicos)
Quiste pilonidal (infección cutánea cerca del cóccix)
Quiste sebáceo (saco subcutáneo)
Quiste en trompa de Falopio
Quiste en las cuerdas vocales
Quiste bronquial
Quiste renal
Quiste de Tarlov
Quiste aracnoideo espinal

Síntomas de los quistes ovaricos

  • Menstruaciones irregulares.
  • Dolor pélvico
  • Dolor pélvico poco antes de la menstruación o justo después de que termina.
  • Dolor pélvico durante las relaciones sexuales.
  • Nauseas, vómito o dolor de los senos.
  • Inflamación abdominal.
  • Presión en el recto o riñón.
  • Falta de menstruacion
  • Exeso de sagrado en periodo
  • Dolores de cabeza

Para que estés bien Sí tienes uno o varios de los síntomas anteriores, es importante que acudas con tu ginecólogo para una revisión.

Los quistes no se pueden prevenir, sin embargo, las revisiones pélvicas periódicas pueden ayudar a detectarlos a tiempo y vigilar su desarrollo.

Es muy importante que siempre anotes en un calendario, la fecha de inicio y fin de tu menstruación, así como anotar cualquier cambio que notes, tanto en duración como en cantidad.

CUIDATE ACUDE A UN GINECOLOGO DE CONFIANZA…