Nueva York.-  El pionero de los vuelos espaciales privados, Peter Diamandis, reveló sus planes para llevar la Fórmula Uno a los cielos con cohetes aeronáuticos que correrán alrededor de un recorrido tridimensional a 480 km/h.

Diamandis, creador del Premio X de 10 millones de dólares para vuelos espaciales privados, dijo que su nueva liga para carreras de cohetes buscará colocarse en el lucrativo mercado del entretenimiento mediante carreras de Fórmula Uno y Nascar.

"Eso cambiará completamente el rostro de las carreras", dijo a periodistas en Nueva York.

Las pistas de la carrera serán aproximadamente de 3,2 km de largo y 1,6 km de ancho, colocadas a unos 1.520 m de altura, que correrán en forma perpendicular a los espectadores.

Las naves del llamado X-Racers partirán de una pista en una forma asombrosa y volarán por una ruta trazada con base en las competencias de un gran premio, con largas rectas, ascensos verticales y caídas profundas.

Cada piloto seguirá su propio túnel o carril espacial, separado de sus competidores con algunas decenas de metros de distancia.

"Por supuesto es arriesgado", dijo Diamandis. "Estamos tratando con una nueva frontera", que contempla la tecnología de GPS (sistema global de posicionamiento), dijo.

Los vehículos de la X-Racers que están en una fase de desarrollo, costarán cada uno un millón de dólares y serán impulsados con un motor de 800 kilos de líquido y queroseno.
Fuente: AFP