¿Qué significa navegar en modo incógnito?

modo incógnito

Sabías que el modo incógnito de Internet no te asegura el anonimato absoluto. Así como lo lees, tu privacidad está en manos de terceros.

Tanto Google como Mozilla posibilitan al usuario el modo incógnito, conocido también como sesión privada. Pero en realidad esto no garantiza en absoluto el anonimato.

Dicho modo se utiliza cuando se quiere que la actividad en la web no sea conocida por otras personas que comparten el equipo. Sin embargo, no proporciona una gran protección de la privacidad, explica Javier Tallón, jtsec Beyond IT Security, al diario El País de España.

Cuando un usuario navega por la web en modo incógnito, el navegador lo protege de dos maneras. Por un lado, deja de guardar en el historial de navegación información sobre los sitios a los que accede. De esta forma, otros usuarios con acceso al equipo no pueden ver qué páginas ha visitado. Tampoco quedan guardadas las cuentas o contraseñas que se ingresen.

Por otro, el navegador no utiliza los cookies que el usuario tiene previamente almacenadas.

“Las cookies son pequeños elementos de información que las páginas web guardan en nuestros navegadores. Les permiten recordar qué acciones hemos realizado previamente: qué tenemos en nuestro carrito de la compra en Amazon, quienes somos en Instagram o por dónde nos quedamos viendo el último capítulo en Netflix”, comenta Tallón.

También se utilizan para ofrecer publicidad dirigida o estudiar comportamientos.

No obstante, tanto Google como Mozilla reconocen que la actividad del usuario sí está visible para las empresas cuyos sitios visita. A dicha información tienen acceso, además, su empresa, centro educativo o proveedor de Internet.

Esto es así porque al navegar por Internet los datos pasan, antes de llegar a su destino, por la red del hogar o lugar de trabajo del usuario y por la compañía que le da acceso a Internet. De modo que no es posible decir que el modo incógnito asegure el anonimato.

Privacidad

Las acciones quedan registradas como una huella imperecedera en Internet. Y hay muchas compañías que viven de recopilar toda esa información.

Por eso, para mantener cierto grado de protección, resulta útil adoptar algunos hábitos, independientemente de si de navega en una sesión privada o no. A continuación algunos de ellos:

  • Comprobar el ajuste de privacidad en las redes sociales.
  • No conectarse a redes públicas.
  • Comprobar si está activado el candado en la barra de direcciones cada vez que se visita una página.
  • Utilizar una VPN (Virtual Private Network). Este es un servicio que crea un túnel entre la computadora y la máquina de destino por el cual los datos viajan encriptados.

Fuente: El Nacional

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar