Actualidad

Nueva forma de tratar la obesidad

Una hormona que se encuentra en el intestino podría ser la clave para combatir la epidemia de la obesidad. Según investigadores británicos, aumentando el nivel de la oxyntomodulina se podría perder peso de forma rápida pero saludable.

Indican que la hormona actúa limitando el apetito y aumentando los niveles de actividad física.

Según el estudio, cuando la gente hace una dieta tiende a reducir su actividad física para conservar energía, lo que hace más difícil que el individuo pierda peso.

La hormona "avisa" al cerebro cuando estamos satisfechos tras una comida, pero el estudio encontró que la gente obesa tiene menores niveles de esta sustancia.

La investigación, publicada en la Revista Internacional de Obesidad, fue llevada a cabo por la División de Investigación Científica del Imperial College de Londres.

Según el profesor Steve Bloom, que dirigió la investigación, estudios anteriores habían demostrado que la oxyntomodulina reduce el apetito.

Pero agrega que ésta es la primera vez que se demuestra que la hormona es capaz de aumentar los niveles de actividad física del individuo.

Sin embargo, tal como dijo a BBC Mundo la doctora Myriam Posada, investigadora de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Antioquia en Colombia, la gente no debe olvidar la importancia de ejercitarse regularmente y consumir una dieta balanceada.

Calorías y ejercicio

 

En el estudio participaron 15 individuos sanos con sobrepeso de entre 23 y 49 años de edad.

La mitad de los voluntarios recibió una inyección de oxyntomodulina tres veces al día durante cuatro días.

El resto recibió dosis de solución salina.

Los investigadores midieron el consumo de alimentos y niveles de actividad y gasto de energía de los participantes.

Los investigadores descubrieron que en promedio los voluntarios ingerían 17,4% menos calorías que antes.

Esto porque la oxyntomodulina envía mensajes al cerebro para decir que la persona está llena.

El equipo encontró que los individuos habían perdido 0,5% de peso corporal durante los cuatro días.

Según el profesor Bloom, esto se traduce en una pérdida de peso de alrededor de medio kilo a la semana.

"El descubrimiento -dice el investigador- podría ofrecer a los médicos una nueva herramienta para tratar la epidemia de obesidad".

"Necesitamos alejarnos del enfoque basado en el alimento y pensar en cómo aumentar el ejercicio", agrega Bloom.

Efectos secundarios

El hecho de que la oxyntomodulina se encuentra de forma natural en el organismo, también es una ventaja -dicen los investigadores- ya que es menos probable que produzca efectos secundarios.

 

"Éste no es uno de esos problemáticos fármacos y horribles sustancias químicas que la persona debe tomar durante años", dice el investigador.

"Es una hormona que se encuentra naturalmente en el cuerpo -agrega- así que estamos utilizando un método propio del organismo para limitar el apetito".

Según los expertos, hay ciertas condiciones en las que la gente puede tener niveles altos de la hormona, por ejemplo, después de ciertos tipos de lesiones en el intestino.

Estos individuos tienden a perder una gran cantidad de peso y permanecer muy delgados.

Los científicos indican que hasta ahora no parece haber ningún efecto perjudicial cuando se tienen niveles altos de oxyntomodulina.

El único efecto secundario, señalan, "es una pérdida sostenida de peso corporal".

El estudio indica que la gente con sobrepeso tiende a poseer niveles menores de la hormona y por lo tanto, no puede reconocer cuando está llena después de una comida.

Así que el tratamiento, dicen, podría ayudar a restaurar a un nivel adecuado los niveles de oxyntomodulina en las personas obesas y con sobrepeso.

La idea de los investigadores es que en el futuro la gente se suministre inyecciones diarias de la hormona para limitar su apetito e incrementar su actividad física.

Otros investigadores, sin embargo, se muestran cautelosos.

La doctora Myriam Posada indica que el estudio es muy pequeño para poder establecer una conclusión.

"El tema de la obesidad es muy complejo -señala- y con un solo estudio no debemos alentar las esperanzas de los pacientes obesos y decirles que ésta es la fórmula mágica para que adelgacen".

"Este estudio es importante pero hasta ahora, la única forma con la cual la gente puede bajar de peso de forma sana es mantener una dieta equilibrada y ejercitarse regularmente", indica la investigadora.

fuente: BBC mundo