Científicos del Centro Médico Cedars-Sinai de California, en Estados Unidos, han demostrado que altas dosis de suplementos nutricionales de antioxidantes pueden incrementar las anomalías genéticas en las células, y predisponer al cáncer.

Los investigadores descubrieron el peligro del exceso de las dosis de antioxidantes de casualidad, mientras buscaban la forma de reducir ciertas anomalías genéticas que se producen en las células de manera natural.

El exceso de antioxidantes no es provocado por los alimentos ricos en antioxidantes, como la leche, las naranjas o los cacahuetes, sino sólo por los suplementos nutricionales, las multivitaminas, que la gente toma a menudo pensando que en la comida no encontrarán el alimento suficiente para sus organismos.

Los científicos señalan que si se toman entre 10 y 100 veces más cantidad de antioxidantes de lo que se consume en la comida corriente a diario, las células del cuerpo tendrán una predisposición mayor a desarrollar cáncer.

Más información