Actualidad

Escoger entre la tableta y el e-reader

A pesar de sus diferencias técnicas, estos dispositivos cada vez tienen más características comunes

El consumo de contenidos culturales digitalizados y de ocio cambia a pasos agigantados. Hasta ahora, el ordenador personal era el principal dispositivo de reproducción de tales archivos. Sin embargo, las tabletas y lectores de libros electrónicos -“e-readers”- han modificado la forma en que las personas consumen este tipo de cultura. ¿Qué sistema ofrece más rendimiento: la tableta o el lector? La decisión depende de las prioridades del usuario, pero no son aparatos excluyentes, sino cada vez más complementarios.

A pesar del dominio actual de los ordenadores personales y sus sistemas operativos, en los próximos años este tipo de dispositivos perderán terreno en los hogares en favor de otros portátiles y dedicados en exclusiva al consumo de ocio. Para muchos usuarios, la tableta y el “e-reader” serán la mejor opción para consumir contenidos y participar en redes sociales sin tener que estar atados a la silla del despacho o cargar con un pesado portátil.

¿iPad o Kindle?

En la actualidad, los dos modelos más conocidos de cada uno de estos segmentos son la tableta iPad fabricada por Apple y el lector de libros electrónico Kindle, desarrollado por Amazon. Mientras que el iPad tiene un precio que parte desde los 488 euros, el Kindle 3 más básico tiene un coste de 139 dólares (unos 100 euros).

Cada una de estas propuestas tienen características diferenciadas e interesantes, en función del tipo de uso que se les quiera dar y de los hábitos de los usuarios. No obstante, decantarse por un dispositivo no excluye al otro, ya que ambos pueden convivir con fines y propósitos diferentes. Mientras que las tabletas como el iPad están pensadas para un uso multipropósito, los libros electrónicos como el Kindle sólo pueden utilizarse para la lectura de textos, ya sean libros, documentos o algunas páginas web adaptadas a este aparato.

Escoger entre la tableta y el e-reader 0



– Imagen: Apple

El iPad es el producto de electrónica de consumo que más rápido han adoptado los usuarios, por delante del reproductor de DVD. Desde el pasado mes de abril, Apple ha vendido más de siete millones y medio de iPad en todo el mundo. Ante tal éxito, fabricantes de ordenadores, teléfonos móviles e incluso cadenas de tiendas especializadas en productos de electrónica preparan sus novedades.

Más de una treintena de tabletas saldrán al mercado en los próximos meses. Hasta el fabricante japonés Sharp ha anunciado que dejará de fabricar ordenadores para centrarse en lanzar este tipo de dispositivos. Samsung Galaxy Tab, HP Slate y BlackBerry PlayBook son las tabletas que mayor expectación han levantado en el mercado.

Las características y funcionalidades de estos dispositivos los acercan más a los “smartphones” que a los ordenadores personales. En un primer momento, los grandes perjudicados de su avance serán los ordenadores de bajo coste y capacidad, como el segmento de los netbooks.

Cambio en los hábitos de consumo

El 31% de los usuarios de iPad utiliza la tienda de Amazon para comprar libros y las ventas del Kindle han aumentado a pesar de la llegada al mercado de la tableta de Apple

Según la consultora Cowen, el 31% de los usuarios de iPad utiliza la tienda Kindle para comprar libros y las ventas del “e-reader” de Amazon han aumentado a pesar de la venta de la tableta de Apple. Por su parte, los usuarios de Kindle sólo pueden acceder, desde su dispositivo, a la propia tienda. Según datos de Amazon, que no ha proporcionado cifras concretas, los diez libros electrónicos más vendidos en su tienda doblan en número a las unidades vendidas en su edición impresa. La librería de Amazon dispone en su catálogo de más de 670.000 títulos, revistas y blogs, entre otros contenidos.

Un estudio de consumo de Nielsen sobre hábitos de uso del iPad revela que las aplicaciones más descargadas para esta tableta son las relacionadas con videojuegos, libros y música. Los usuarios acceden de forma regular a noticias, música, libros, programas de televisión y películas. Hasta la industria de Hollywood se prepara para adaptar sus contenidos audiovisuales a este tipo de aparatos.

Fnacbook: la propuesta europea para vender libros

Contará en un primer momento con un catálogo de 80.000 títulos de la tienda on line de Fnac

La digitalización de los contenidos culturales obliga a que los intermediarios entren en el negocio digital con sus propias propuestas. De esta forma, se puede entender que la cadena de productos de consumo Fnac haya anunciado la salida al mercado francés de su primer lector de libros electrónicos, denominado FnacBook. Éste contará en un primer momento con un catálogo de 80.000 títulos de la tienda on line de Fnac, accesible mediante conexión 3G y wifi. En cuestión de hardware, tiene una pantalla de tinta electrónica táctil de seis pulgadas. Además, Fnac también lanzará una tienda propia de libros para Android, iPad e iPhone. El precio del FnacBook será de 199 euros.

Nook Color: lector de libros electrónicos en una tableta

Escoger entre la tableta y el e-reader 1



– Imagen: Amazon

Mientras la industria se prepara para la llegada de diferentes propuestas basadas en tinta electrónica a color, algunos fabricantes han apostado por utilizar otras tecnologías en sus modelos de lectores de libros electrónicos. Barnes&Noble presentó hace pocas semanas un nuevo modelo de lector de libros electrónicos que se suma a su primer modelo Nook. La nueva versión, denominada Nook Color, no utiliza una pantalla de tinta electrónica, sino una pantalla de siete pulgadas LCD retroiluminada, con tecnología IPS táctil y con resolución de 1024 × 600 píxeles a 16 millones de colores, lo que le permite mostrar contenido multimedia, así como revistas y periódicos, con gran cantidad de gráficos y fotografías, junto con funcionalidades que van más allá de la lectura de libros. En cuestión de software, Nook Color dispone de una versión del sistema operativo Android, idóneo para implementar las aplicaciones disponibles dentro del Android Market de Google.

Pero como todas las pantallas LCD, las usadas por las tabletas tienen la desventaja de una menor duración de la batería. Los lectores de libros con tinta electrónica son preferibles en este aspecto, ya que su eficiencia energética es mucho mayor. Ahora bien, al carecer de pantallas retroiluminadas, por la noche se necesita una fuente de luz para leer. Nook Color es compatible con los formatos de lectura PDF y ePub, pero no con las tecnologías propietarias con DRM, como las utilizadas por Amazon. El precio de Nook Color es de 250 dólares.

Diferencias de tecnología en la pantalla

En cuestión de hardware, el aspecto más importante es el tipo de pantalla que utiliza cada tecnología. Mientras iPad usa una del tipo multitáctil de 9,7 pulgadas con retroiluminación LED, tecnología IPS, una resolución de 1024 × 768 píxeles y 132 puntos por pulgada, el último modelo de Amazon, el Kindle 3, dispone de una pantalla de seis pulgadas que emplea tinta electrónica. Esto lo hace bastante más delgado y ligero y permite su portabilidad, algo que en el iPad no está demostrado que sea tan factible. Así lo corroboran las palabras del fundador de Facebook Mark Zuckerberg, quien aseguró que en su opinión iPad no puede considerarse un dispositivo móvil.

No obstante, debido a la velocidad de refresco de la tinta electrónica, su uso no está indicado en la actualidad para la visualización de contenidos multimedia como fotografías o vídeos, pero si para texto escrito, ya que su resolución es similar a la de un libro impreso. De ello se deriva también que cansa mucho menos la vista que la lectura en pantallas LCD.

Cuenta con la desventaja de que es necesario disponer de una luz externa para leer la pantalla, mientras que la pantalla del iPad y otras tabletas basadas en tecnología LED retroiluminada permiten su lectura sin necesidad de una fuente de luz externa. Sin embargo, su utilización al aire libre es más complicada debido a los reflejos generados por la luz del sol sobre este tipo de pantallas. Por otra parte, las ventajas de la tinta electrónica respecto a las pantallas LED están en el peso de los aparatos, en el contraste de las letras y en la duración de la batería, ya que con una sola carga un lector de libros electrónicos es capaz de tener una duración de varias semanas de uso intensivo.

Este articulo llego gracias a www.consumer.es

.