China cierra una web para hackers y detiene a los responsables 0 Las autoridades chinas cerraron la “mayor página web de entrenamiento para hackers” en China llamada “Black Hawk Safety Net” y tres de los responsables de ese portal de Internet fueron detenidos, informa hoy el diario “China Daily”. La web ofrecía programas y ayuda para perpetrar ataques de piratería virtual. Desde su creación en 2005 el portal había ganado 12.000 miembros que desembolsaron un total de siete millones de yuanes (750.000 euros o 1,025 millones de dólares) en contribuciones. Llegaron a registrarse más de 170.000 usuarios, señala el rotativo. Desde entonces la web “difundió técnicas para hackers por medio de lecciones, software para (virus) troyanos y habilitó foros de comunicación en linea”, prosigue el “China Daily”. La policía llevaba investigando la página web desde 2007, cuando varios miembros de “Black Hawk” fueron relacionados con un ataque a la administración municipal de Macheng, en la provincia de Hubei.

Algunos hackers que utilizaban el portal de Internet se hicieron con el control de cuentas online por mera diversión mientras que otros supuestamente accedieron a cuentas bancarias en un intento por robar dinero.

“Yo sólo lo hacía por diversión, pero también conozco a otros usuarios que acumularon una fortuna con ataques a cuentas de otras personas”, citó el periódico a un joven anónimo de 23 años.

“Básicamente se les explicaba a estudiantes cómo robar cuentas y emplear programas troyanos”, dijo otro chico de 20 años al rotativo. “Algunas veces los entrenadores nos enseñaban a escribir programas”.

Los cursos costaban entre 100 y 2.000 yuanes (entre 10,0 y 214 euros o entre 15 y 293 dólares).

La noticia del cierre se produjo sobre el trasfondo de una disputa entre China y Estados Unidos en torno a un sofisticado ataque de hackers contra la empresa de Internet norteamericana Google, que, según afirmó ésta, fue lanzado desde China.

El gobierno de China había rechazado tales acusaciones con el argumento de que el propio país es la mayor víctima de ataques online y que procede con dureza contra hackers.

Piratas cibernéticos obtuvieron el año pasado 238 millones de yuanes (25 millones de euros o 35 millones de dólares) de forma ilegal y ocasionaron pérdidas económicas cifradas en 7.600 millones de yuanes (unos 810 millones de euros o 1.100 millones de dólares) a los 380 millones de usuarios de Internet en China, según datos del gobierno en Pekín.

noticias24.com