Qué es la NUBE

Que es la nube en internetTodos hemos oído hablar de “la nube”, pero su significado no está claro para mucha gente.

En esencia, En la informática en la nube es o consiste en usar la potencia de Internet para realizar allí tareas que tradicionalmente haríamos en un ordenador personal: cualquier cosa, desde gestionar el almacenamiento hasta el desarrollo y procesamiento complejos, en una vasta y potente red remota de máquinas interconectadas.

Esta externalización es práctica para el usuario ocasional, que está harto de tener que liberar espacio en su disco duro, pero es aún mejor para las empresas.

En otros tiempos, estas compraban infraestructura informática basándose en lo que pensaban que podían necesitar a dos años vista y se tendía a comprar en exceso, infrautilizando los equipos. Además, el software es caro; por no mencionar los servidores, las redes, el ancho de banda, la energía, la refrigeración, el espacio de oficina y los expertos necesarios para instalar, configurar y hacer funcionar todo.

Con la informática en la nube las empresas pueden ejecutar programas y aplicaciones esenciales a través de Internet, lo que les hace ahorrar tiempo, espacio, molestias y dinero. La facturación de los servicios en la nube funciona de la misma manera que pagamos por servicios públicos como el gas y la electricidad en nuestro domicilio; pagamos por lo que usamos. La nube también es algo muy flexible. Para las tareas más exigentes, los clientes tienen acceso instantáneo a potencia de proceso escalada sobre la marcha. Cuando han terminado de trabajar, simplemente la vuelven a liberar a la nube.

En red

La nube” está compuesta por centros de datos remotos a los que se accede por Internet. Se trata de una colección de hardware conectado en red que proporciona muchos aspectos informáticos en forma de servicios online. El hardware de la nube pública no se puede tocar físicamente; se controla en remoto mediante interfaces web.
Una de las características principales de la nube es la virtualización. La máquinas virtuales se crean con software que subdivide la potencia de cómputo, el almacenamiento y la memoria de una máquina en varias unidades más pequeñas, cada una funcionando con su propio sistema operativo. Así se pueden compartir y asignar los recursos informáticos de modo eficiente en la nube.

La informática en la nube es un término general que se divide mejor en tres categorías: Infraestructura como servicio (IaaS), donde los grandes nombres como Amazon y Google alquilan su infraestructura informática a otras empresas; Plataforma como servicio (PaaS), que son espacios online donde los desarrolladores crean aplicaciones online para conjuntos de usuarios específicos; y Software como servicio (SaaS), donde los clientes usan el software sobre Internet.

Hasta el usuario medio de la web en su casa ha interactuado con alguno de ellos. Facebook, Twitter y Gmail son ejemplos de aplicaciones de SaaS en la nube. La otra gran ayuda para los usuarios individuales es que servicios como Dropbox e iCloud de Apple les permiten almacenar sus datos –fotos, música, calendarios, contactos, etc,… – en una ubicación central, accesible desde cualquier dispositivo.

Almacenamiento en la nube frente a informática en la nube

El almacenamiento en la nube consiste en guardar datos en hardware situado en una ubicación física remota, a los que se puede acceder desde cualquier dispositivo por Internet. Los clientes envían archivos a un servidor de datos mantenido por un proveedor de la nube en lugar de (o además de) almacenarlos en sus propios discos duros. Un ejemplo sería Dropbox.

 la nube internetLa informática en la nube también consiste en que los clientes se conecten a una infraestructura informática remota mediante una red pero incluye potencia de proceso compartida, software y otros recursos. Redes sociales como Facebook, clientes de correo web como Gmail y las apps de banca online utilizan este sistema.

¿Dónde está todo?

En tres palabras: centros de datos. Cualquier cosa que hayamos subido o ejecutemos desde la nube existe en servidores dedicados y volúmenes de almacenamiento alojados en enormes almacenes. Los centros de datos son propiedad de proveedores de servicios, que son responsables de tener los servidores en funcionamiento. La labor de los centros de datos es mantener los datos físicamente a salvo de robo y destrucción, y asegurar que estén disponibles.

[quote_box_right]El centro de datos de iCloud de Apple en Carolina del Norte usa tanta energía como 14.000 hogares[/quote_box_right].

Una vez que hemos puesto nuestros datos en la nube, se pueden almacenar físicamente en muchos lugares, países e incluso continentes diferentes. De hecho, los proveedores de la nube hacen copias y las almacenan en lugares dispares para garantizar que queden inaccesibles en caso de desastre natural en uno de los centros.

¿Cómo de segura es?

Ya sabemos que los proveedores de la nube almacenan copias de seguridad en varias ubicaciones. Los sistemas que detectan el humo, apagan incendios y proporcionan electricidad de emergencia también son características estándar de los centros de datos, y esas ubicaciones secretas están bien reforzadas y protegidas internamente para evitar que intrusos o empleados descontentos dañen o roben el hardware de almacenamiento. Para proteger nuestros datos de manera que nadie más pueda acceder a ellos, los sistemas en la nube usan procesos de autenticación como nombres de usuario y contraseñas para limitar el acceso, y el cifrado de datos para evitar que sean robados o interceptados mientras están en ruta. Y aun así, las contraseñas se pueden piratear y los datos tampoco son inmunes a las búsquedas y la confiscación por parte de entidades gubernamentales.

Se añade un nuevo servidor a la nube por cada 600 smartphones o 120 tabletas.

En cualquier caso, podemos estar seguros de que, como las empresas de almacenamiento en la nube dependen de su reputación, se toman muchas molestias para emplear las técnicas de seguridad más avanzadas y para proporcionar el servicio más fiable posible. Eso sí, vivimos en una época en que los gobiernos se han puesto en evidencia por interceptar datos supuestamente privados de la nube, parece que lo más sensato para cualquier usuario es mantener lo que sea especialmente sensible en nuestro ordenador personal o nube privada tras un cortafuegos, y jamás subirlo a la nube pública.

¿Cómo se pirateó iCloud?

El 31 de agosto de 2014 se publicaron en Internet casi 200 fotos personales de famosos. Jennifer Lawrence y la cantante Rihanna estuvieron entre las perjudicadas por el robo y la distribución de sus imágenes privadas, tomadas con sus iPhones y guardadas en iCloud automáticamente

¿Cómo pudo producirse este fallo de seguridad?

En una entrevista en el Wall Street Journal, el CEO de Apple Tim Cook disipó los rumores de que los ID de usuario y las contraseñas de las víctimas hubiesen sido obtenidos de los servidores de la compañía mediante un ataque de fuerza bruta. Explicó que, en lugar de eso, los hackers obtuvieron la información mediante una combinación de correos electrónicos de phishing y respondiendo correctamente a las preguntas de seguridad de las famosas y admitió que Apple debería haber hecho más para hacer que los usuarios fueran conscientes de tener que elegir contraseñas más fuertes.

Desde el escándalo, Apple ha reforzado sus medidas de seguridad expandiendo su sistema de verificación de ID de doble factor para incluir todos los intentos de nuevos dispositivos de acceder o descargar datos de iCloud.

 

Glosario

  • Servidor: Un ordenador que procesa peticiones y entrega datos a los ordenadores clientes sobre una red local o Internet. Suele estar configurado con capacidad de procesamiento, almacenamiento y memoria adicionales, y permite a los clientes compartir datos y recursos.
  • Centro de datos: Una instalación dedicada que alberga la infraestructura de la nube, como redes, servidores y sistemas de almacenamiento.
  • Virtualización: Es el método para hacer creer a los servidores individuales que son varios servidores con sistemas operativos independientes: un truco que reduce la necesidad de más máquinas físicas.
  • Redundancia: Hay máquinas adicionales integradas en sistemas de informática en la nube que actúan como respaldo y cobertura en caso de fallo de las máquinas principales de los sistemas. Trabajos que la informática en la nube creará en 2015
  • Elasticidad: Es la característica que permite a los sistemas en la nube aumentar o reducir automáticamente la provisión de recursos para satisfacer la demanda actual.
  • PaaS (Plataforma como servicio): Un entorno rico en herramientas en el que los desarrolladores de software pueden crear, personalizar, probar e implementar nuevas aplicaciones.
  • SaaS: (Software como servicio): Al software o a las aplicaciones se accede por Internet y no necesitan instalación por parte del usuario final. Los ejemplos incluyen los servicios de correo web como Gmail.
  • IaaS (Infraestructura como servicio): Los usuarios compran infraestructura informática como almacenamiento, memoria, capacidad de procesamiento y redes, basándose en el consumo en lugar de comprar el hardware. Es diferente del hosting físico, en el que los clientes compran un servidor físico de un centro de datos.

Sobre

diginota

Tu Nota Digital, Revista on-line, Internet y tecnologías con los trucos y Notas insólitas, extrañas y mucho mas...
Este cuadro no quiere decir que diginota es el autor de los post es sencillamente el autor de Diginota.com.
Sigueme la pista
en: Twitter
En Google+
Facebook