Momentos que te revelan que ya no eres tan Joven

Momentos que te revelan que ya no eres tan Joven

Si te pasan estas cosas ya no eres una jovencita

Así es como pasan los años y llegas a los, 25, 30, o treinta y tantos, comienzas a ver estos momentos en tu vida sabras que ya no eres tan joven.

Seamos sinceros, a ninguna mujer le hace gracia el simple hecho de que los años pasan, y mas que esos años dejan su marca en su querido cuerpo: arrugas, estrías, flacidez… Ademas de todo esto deben lidias con Mil y un cosas mas Mil y un cosas con las que las mujeres debemos lidiar, con el hecho de hacernos “mayorcitas”.y las responsabilidades que eso no lleva
Y como lo menciona el portal Belelu, la responsabilidad de hacerse adulto trae muchos beneficios; podemos ser independientes, realizar nuestros sueños. Pero, para qué vamos a hacernos los desentendidos; cuando pasas los 25 años sabes que las cosas cambian. Notas de a poco a poco , que el mundo quiere que sepas que ya no eres una jovencita…
En este orden de ideas te detallamos algunos momentos  claves con los que te darás cuenta, la vida pasa y tú ya no eres una jovencita.

Comienzas a preocuparte por los gastos

Antes de comenzar a trabajar, no tenías de qué preocuparte, gastabas todo lo que podías y no reparabas en todos los gastos mensuales que se deben hacer para vivir, pero actualmente llega tu quincena y comienzas con las cuentas… Sí, lo sabemos ¡un fastidio!

Los niños te llaman señora

Dicen que los niños y los borrachos siempre dicen la verdad, pero en este caso, el hecho de que los niños formen parte de esta afirmación, no es del todo de nuestro agrado. Cuando te dicen “señora” algo hace corto circuito en tu cabeza. “¿Señora? ¿Yo? Debe estar hablando con otra persona”.

Los bebés-niños ya no parecen una idea tan desagradable

Generalmente cuando somos pequeñas, adolescentes y jovencitas, el hecho de tener hijos es una idea lejana y nada grata… ¿Te imaginas el momento de su nacimiento? ¿La responsabilidad de cuidarlo?… Pues malas noticias señoritas, hoy en día ya no te desagrada tanto la idea y señal de eso es cuando ves a un pequeño y hasta una sonrisa pinta en tu rostro.

Te preocupas más por los demás

“Mándame mensaje cuando llegues”, “¿Me llamas?”, “¿Estás bien?” Si alguna de estas preguntas te suenan, tenemos una noticia para ti: ¡Estás creciendo mujercita!

Te sientes la mayor en todas las fiestas…

Si en la secundaria tratábamos de entrar a las fiestas para mayores desesperadamente, ahora, ya no sabemos a dónde ir. Después de los 25, las opciones para salir a divertirte se reducen considerablemente, y casi todas las otras chicas son menores que tú en las fiestas.

Críticas a los que hacen cosas estúpidas

Sí, nos referimos a los/as borrachos/as. Antes te divertías tomando como loca y sin pensar en las consecuencias, hoy sabes cuál es tu limite y cuando ves a jovencitos ebrios no haces más que criticar todas las tonterías que se les ocurre… Además de que las crudas cada vez se sienten más severas.

Te comienzan a interesar los adornos y muebles para el hogar

Sabemos que de pequeñas, la idea de acudir a tiendas de muebles no era precisamente la mejor idea, pero conforme van pasando los años, la sección de hogar de los centros comerciales se nos hace terriblemente atractiva… ¿Cierto?

Las frases de tu mamá y abuelita se convierten en tuyas

¿Recuerdas esas épocas en las que “te lo dije”, “tápate que hace frío”, o algunos refranes eran muy molestos para tus oídos? Entonces ¿qué pasó? Hoy en día son de tus frases favoritas y eso señala que la jovencita, ha quedado atrás… ¡Bienvenida sea la mujer!

Comienzas a cuidar tu alimentación

Sabes que si te excedes en grasas, engordas; si comes muchísimo picante no soportarás la gastritis; si comes cosas dulces corres el riesgo de padecer diabetes como tus abuelos; si comes sal, aguas con los problemas de presión como los de tu padre… En fin, la alimentación puede poner en riesgo tu salud y ese es uno de los temas que más te preocupan actualmente.

La gente de la televisión y la publicidad es más joven que tú

Seguramente, cuando eras una adolescente, veías a los galanes de la televisión como hombres hechos y derechos. Ahora, cuando enciendes ese famoso aparatito, lo único que ves es a muchos niños guapos más parecidos a tu hermano pequeño que a tu galán soñado.

“Nadie envejece por vivir años, sino por abandonar sus ideales. Eres tan joven como lo sea tu fe, tu confianza en ti mismo, tu esperanza. Eres tan viejo como tu temor, tus dudas, tu desesperanza.”
MacARTHUR, Douglas

Sobre

diginota

Tu Nota Digital, Revista on-line, Internet y tecnologías con los trucos y Notas insólitas, extrañas y mucho mas...
Este cuadro no quiere decir que diginota es el autor de los post es sencillamente el autor de Diginota.com.
Sigueme la pista
en: Twitter
En Google+
Facebook