Memoto la cámara que fotografía tu vida cada 30 segundos

memoto

Se llama Memoto y es una de esas ideas que podría quedar en nada o ser revolucionaria: una mini-cámara que, colgada de la ropa con un clip, toma instantáneas de nuestro día a día cada 30 segundos, sin enterarnos, sin apretar un solo botón.

Con Instagram y el móvil ya tomamos y compartimos instantes de nuestras vidas. Memoto propone ir más allá: esta cámara de 5 megapíxeles, con GPS y acelerómetro, toma fotos por sí sola; al conectarla por USB al ordenador, las vuelca a una aplicación onlineordenando y seleccionando automáticamente las más interesantes mediante reconocimiento de imagen (por ejemplo, aquellas en las que aparece gente, son nítidas…). El resultado es una especie de álbum fotográfico con los mejores momentos del día preservados para siempre.

El proyecto se ha estrenado hoy en Kickstarter, la popular página de financiación colectiva, para recaudar 50.000 dólares y fabricar las 1.000 primeras unidades. En unas horas ha conseguido más de la mitad. Pinta que hoy mismo superará con creces el objetivo. (Actualización – 12:30 horas: ya lo ha hecho, en menos de 5 horas).

Memoto es la última idea salida de Suecia. Su creador, Martin Källström, me explicaba hace unos días por teléfono desde Estocolmo que el sentido no es coleccionar miles de fotos, sino un puñado de ellas para preservar los momentos más preciados.

“Hace tiempo perdí a mis padres por una enfermedad, me hubiera gustado tener más fotos de ellos, más memorias. Ahora tengo dos hijos y quiero documentar muchos momentos. Creo que como yo hay mucha gente”, explica.

memoto

Källström, de 38 años y con cuatro start-ups creadas a la espalda, señala que la idea es totalmente innovadora. “Capturar los momentos de tu vida de forma automática e inteligente es algo que no se había hecho antes”, dice, y añade que está todo listo para la producción de las primeras unidades.

Han conseguido miniaturizar los componentes electrónicos, ya tienen un socio en Taiwán para la fabricación y han probado que todo funciona. Unas 14 personas trabajan con él en Estocolmo. “Lanzarlo en Kickstarter nos permite conseguir algo de financiación extra y comprobar que la idea interesa”.

La cámara no tiene controles (la foto de arriba es un prototipo hueco creado por una impresora 3D). Mide solo 36 milímetros de ancho por 36 de alto y 9 de grosor; el GPS añade localizaciones para buscar mejor entre las imágenes una vez online y el acelerómetro orienta las fotos por si la cámara no apunta en la dirección correcta. Costará 279 dólares aunque en Kickstarter se puede obtener con descuento.

Si todo marcha, Källström planea cobrar también por el servicio de almacenamiento de fotos, unos 70 dólares al año (el primer año sería gratis). Asegura que las imágenes siempre se podrán exportar, sin coste adicional salvo que sean miles de fotos.

“Con Memoto queremos que la gente se olvide de que lleva una cámara puesta”, dice . ¿Y qué hay de la privacidad? ¿Y si me incomoda alguien en frente con una cámara en la solapa? “Se lo dices. La cámara solo la puedes apagar si la pones sobre la mesa o la guardas en el bolsillo. Lo hicimos justo por eso: para generar transparencia y confianza”. Veremos si lo consiguen.

Sobre

diginota

Tu Nota Digital, Revista on-line, Internet y tecnologías con los trucos y Notas insólitas, extrañas y mucho mas...
Este cuadro no quiere decir que diginota es el autor de los post es sencillamente el autor de Diginota.com.
Sigueme la pista
en: Twitter
En Google+
Facebook